Prestaciones, subsidios y ayudas a parados vigentes en España

Entre las ayudas a parados tenemos la prestación por desempleo, la Renta Activa de Inserción, el Plan Prepara o el Programa Extraordinario de Activación para el Empleo.

 Prestaciones, subsidios y ayudas a parados vigentes en España
Salvo el salario social, podemos pedirlas en el Servicio Público de Empleo

Cuando no encontramos trabajo y no recibimos ningún ingreso todas las ayudas son pocas.

En este artículo vamos a tratar de dar a conocer todas las prestaciones, subsidios y ayudas a parados que hay actualmente en nuestro país.

Tieneas varias opciones, a continuación te contamos las ayudas disponibles para ver si cumples los requisitos y pueden ser de utilidad.

Y suerte con todos los trámites.

 

Diferencia entre prestación y subsidio


 

Para ello comenzaremos diferenciando las prestaciones de los subsidios.
 

  • Prestaciones por desempleo: Es una protección de la Seguridad Social sobre situaciones de necesidad. Pueden ser contributivas, caso de la prestación por desempleo.
 
  • Subsidios por desempleo: Se dan en casos de carencia de rentas. Son prestaciones no contributivas, también denominadas asistenciales. Para recibirlas hay que cumplir alguno de los siguientes requisitos:

1. Estar desempleado y haber agotado la prestación por desempleo.
2. Ser mayor de 45 años.
3. Tener cargas familiares.
4. No obtener rentas o que estas no superen el 75% del SMI (el Salario Mínimo Interprofesional para 2016 es de 655,20 euros mensuales). 
 

Ayudas a parados: Prestación por desempleo


Todas las ayudas a parados descritas anteriormente podemos solicitarlas en el Servicio Público de Empleo.

En el caso de las prestaciones por desempleo, la cuantía se calcula en función del tiempo trabajado y de cuánto hayamos cotizados a la Seguridad Social. Los destinatarios son los trabajadores por cuenta ajena que han perdido el trabajo.

Deben cumplir una serie de requisitos:
 
  • Estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • Estar en situación de desempleo.
  • Tener un mínimo de 12 meses cotizados durante los últimos seis años.
  • No haber alcanzado la edad de jubilación.
  • No estar afectado por incompatibilidad.


Ayudas a parados de larga duración


Pero también existen ayudas de carácter extraordinario, como es el caso de las ayudas a parados de larga duración. Para poder acceder a ellas deben darse una serie de circunstancias:
 
  • El solicitante tiene que encontrarse en situación de desempleo.
  • Llevar más de 12 meses seguidos inscritos como demandantes de empleo.
  • Haber agotado las prestaciones y subsidios a los que acogerse.
  • Demostrar la búsqueda activa de empleo.

Ahora mismo hay abiertas tres líneas extraordinarias de ayudas a parados de larga duración:

1. Renta Activa de Inserción (RAI). Es una ayuda estatal para desempleados con necesidades económicas y que no consiguen encontrar trabajo. Se divide en dos partes:
 
  • Un programa de inserción laboral. 
  • El pago de 426 euros mensuales durante un máximo de 11 meses (renovables hasta tres veces). 

Es necesario acredita una serie de requisitos:
 
  • Haber agotado las prestaciones y subsidios por desempleo.
  • Tener 45 años o más.
  • Llevar inscrito como demandante de empleo de forma ininterrumpida un mínimo de 12 meses.
  • Demostrar una búsqueda activa de empleo. Eso incluye no haber rechazado ninguna oferta de empleo adecuada a su perfil.
  • Suscribir un compromiso de actividad.
  • No tener ingresos mensuales superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.
  • O tener una discapacidad superior al 33%, ser víctimas de violencia de género o emigrantes retornados.


2. Plan Prepara 

También para parados de larga duración que lleven inscritos como demandantes de empleo durante 12 meses o más. O en su defecto, tener cargas familiares. Es importante destacar que esta ayuda hay que solicitarla antes de que hayan transcurrido dos meses desde que hayamos agotado la prestación o subsidio por desempleo. Las cuantías oscilan entre los 400 y los 450 euros a percibir durante  seis meses.


3. Programa Extraordinario de Activación para el Empleo

Esta medida está dirigida a los parados de larga duración con cargas familiares que hayan agotado todas las prestaciones y subsidios por desempleo, incluidos la Reta Activa de Inserción, el Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI) y el Plan Prepara. La cuantía es de 426 euros mensuales durante un plazo de seis meses. Las solicitudes pueden presentarse hasta el 15 de abril de 2016.

 

Otras ayudas a parados


Aparte de las prestaciones y subsidios ya mencionados, existen otras ayudas a parados:
 
  • Ayuda familiar. Para parados con cargas familiares y que hayan agotado la prestación por desempleo.
  • Salarios Sociales. Son ayudas a nivel autonómico. Para quienes no tienen ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas. En este caso hay que acudir a los Servicios Sociales de cada Comunidad Autónoma.
  • Subsidio por insuficiencia de cotización. Para personas que hayan perdido su empleo pero que no tengan cotizados los 360 días exigibles de mínimo.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados