Qué es el aval bancario para alquiler

El aval bancario para alquiler es una garantía adicional que el casero pide para asegurarse de que va a cobrar varias mensualidades en caso de impago.

Qué es el aval bancario para alquiler
Hay que pagar unos intereses de entre el 0,5 y el 1% del importe

Hace unos años se puso de moda que los dueños de los pisos exigiesen a los futuros inquilinos un aval bancario para alquiler como forma de garantizarse el cobro de la renta.

Hubo un momento en que este requisito aparecía en todos los anuncios.

Ahora se ve menos, pero todavía hay quien lo exige. 

Te contamos qué es un aval bancario para alquiler y qué implica.

 


El aval bancario para alquiler no es obligatorio


Y es que el aval bancario para alquiler es una garantía adicional que el casero pide para asegurarse de que va a cobrar varias mensualidades. Así es y así funciona:
 
  • El inquilino debe solicitarlo en su banco.
 
  • El documento debe cubrir la cantidad solicitada por el dueño del piso (lo normal son tres meses).
 
  • Si el inquilino no paga (o causa daños en el inmueble), el casero puede ejecutar el aval para cobrar ese dinero. Eso sí, para poder hacerlo debe acreditar que se ha producido un incumplimiento del contrato por parte del arrendatario. 
 
  • Llegado el momento, el banco exigirá la devolución de ese importe al inquilino.
 
  • Para conceder un aval bancario, la entidad actúa como si fuera un préstamo. Es decir, hace un estudio de solvencia y decide si lo da o no.
 
  • El banco cobra una comisión, que oscila entre el 0,5% y el 1% del importe avalado.
 
  • Además, de los intereses, por regla general el banco va a pedir que su cliente ingrese la cantidad necesaria para cubrir el aval y que deje ese dinero inmovilizado.

Por tanto, el aval bancario para alquiler tiene sus ventajas, pero todas son para el arrendador. Al inquilino solo le sirve para pagar más dinero.

Además hay que recordar que se trata de una garantía adicional, por lo que no es obligatorio.

Por eso, antes de aceptar esta cláusula debemos tratar de buscar otra solución, como puede ser un seguro de alquiler. 



Así es el aval bancario para alquiler 


En cuanto a la redacción del aval bancario para alquiler (debe hacerla el banco), debe incluir la siguiente información:
 
  • El importe total
 
  • El plazo de duración y renovación
 
  • Que pueda cobrarse a primer requerimiento por parte del arrendador siempre y cuando acredite el incumplimiento del pago. De no hacerlo, el casero podrá ejecutar el aval sin demostrar nada y el inquilino llevará las de perder.

Por su parte, en el contrato de alquiler también debe figurar la existencia de este aval. 

Y muy muy importante. Guarda el documento original del aval, ya que solo ese te valdrá para cancelarlo llegado el momento.  


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados