Autorización BTP, desaparición del permiso

Autorización BTP, su desaparición fue debida para la adaptación a las categorías existentes en el Permiso Único Europeo de Conducción.

Autorización BTP, desaparición del permiso
El 1 de enero de 2016 fue suprimido

Sacar el carné de conducir supone un suplicio para muchas personas. Unos meses de estudio de normas de tráfico y prácticas en la autoescuela que pueden llegar a ser desesperantes. Una vez con el carné en la mano, ya se puede respirar tranquilo. Hasta hace poco en España, para conducir determinado tipo de vehículos había que tener una autorización BTP.

Se trataba de un permiso de conducir que permitía circular con vehículos de transporte escolar, taxis, ambulancias… Todos con una masa máxima permitida de carga de 3.500 kg y un número de asientos, con el del conductor incluido, que no supere los nueve.

Para poder conseguir la autorización BTP había que tener previamente el carné de conducir B, una antigüedad de un año de conducción y superar las pruebas específicas determinadas. La ventaja de la autorización BTP es que tan solo se  necesitaba aprobar un examen teórico de veinte preguntas tipo test y con dos errores permitidos.

Ciertamente, antes de su supresión, la autorización BTP era los permisos más demandados en las autoescuelas españolas. La razón era que resultaba necesario para poder llevar un taxi, ambulancia o un vehículo de transporte escolar. Digamos que significaba la llave imprescindible para acceder a un determinado puesto de trabajo.

 

Supresión de la autorización BTP

El hecho de pertenecer a la Unión Europea hace que muchas normas nacionales deban adaptarse a las comunitarias. Por este motivo, el 1 de enero de 2016 la autorización BTP, que existía en España aplicable únicamente a nuestro territorio, fue suprimida para adaptarse a las diversas categorías de permisos presentes en el Permiso Único Europeo de Conducción. Dicho permiso es común en todos los estados de la Unión Europea.

Así, ya no es necesario para la conducción de ambulancias, taxis, vehículos de transporte escolar o vehículos de emergencia.

 

¿Qué ocurre con los titulares de la antigua autorización BTP?

Para aquellos que ya poseían esta autorización BTP tienen derecho a seguir circulando con los vehículos específicos, no obstante deberán seguir cumpliendo con los requisitos establecidos en las normas sectoriales.

Por otro lado, los titulares de la autorización BTP no necesitan realizar una modificación en su permiso de conducir. En el momento de la renovación de la categoría B, en el nuevo carné ya no aparecerá la mención BTP.

La eliminación de la autorización BTP aparece reflejada en el Reglamento General de Conductores mediante la publicación en el BOE de un Real Decreto que indica tal modificación.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados