Así son los préstamos personales para comprar coches en Argentina

Grandes marcas como Ford, Volkswagen, Fiat o Chrysler, ya se han sumado a este nuevo acuerdo de préstamos personales. Te contamos en qué consiste esta iniciativa.

Así son los préstamos personales para comprar coches en Argentina
Estos préstamos son otorgados por el Banco de la Nación Argentina

El pasado mes de mayo fueron lanzados los préstamos personales para la compra de coches en Argentina, con el objetivo de incentivar la producción en el sector.

Este nuevo programa de ayudas es solo válido para la compra de coches nuevos y de kilómetro 0, ambos de fabricación nacional.

A continuación te explicamos más detalladamente en qué consisten estos nuevos préstamos personales y cuáles son las principales diferencias con el programa de incentivos español, el denominado Plan PIVE.

 

PRÉSTAMOS PERSONALES PARA COMPRAR COCHES


 

Los préstamos personales permiten financiar el 100% del valor del vehículo, a una tasa fija del 25% anual, con un máximo de 450.000 pesos (que son aproximadamente 28.000€) y a un plazo de tres años. El valor de estas ayudas corre a cargo del banco y la propia compañía automovilística.

Vehículos de las marcas Ford, Volkswagen, Fiat y Chrysler, ya están adheridos a este programa, la idea es que poco a poco se sumen otras grandes marcas al proyecto. Del mismo modo, también hay otras entidades bancarias adheridas a estos créditos, como por ejemplo, el Banco Provincia, que ya ofrecía a sus clientes un programa parecido.

Con esta nueva medida de ayudas se prevé que los vehículos no exportados puedan ser adquiridos en el mercado interno, y de este modo mantener la producción y, al mismo tiempo, los puestos trabajo del sector automovilístico.

 

DIFERENCIA DE LOS PRÉSTAMOS PERSONALES CON EL NUEVO PLAN PIVE

 

El Plan PIVE es una medida impulsada por el gobierno español que tiene como objetivo potenciar la venta de vehículos menos contaminantes, promoviendo así una disminución del consumo energético nacional. Es por ello que los únicos coches adheridos a este programa son modelos con una alta eficiencia energética, menor consumo de combustible y emisiones de CO2.

Pero esta no es la única diferencia con los préstamos personales, la financiación en el Plan PIVE depende en gran parte de la condición individual de cada solicitante, aunque la ayuda inicial asciende a 2.000€. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo contribuye con la primera mitad, y la mitad restante corre a cargo del fabricante. En el caso de las familias numerosas o las personas con movilidad reducida, la subvención asciende hasta de 3.000€.

Se prevé que el Plan PIVE llegue a su fin en los próximos meses, dando paso al nuevo Plan Movea. Una nueva medida para incentivar la compra de vehículos híbridos y eléctricos, que arrancará con un presupuesto de 16 millones de euros.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados