Así es el Impuesto de Sociedades para asociaciones sin ánimo de lucro

El Impuesto de Sociedades para asociaciones sin ánimo de lucro se aplica según dos regímenes distintos. ¿Quieres saber en qué consisten?

Así es el Impuesto de Sociedades para asociaciones sin ánimo de lucro
Sus ingresos no deben superar los 100.000 euros anuales

En España el Impuesto de Sociedades está regulado mediante la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, que después fue sometida a corrección con el Real Decreto-ley 1/2015.

Normalmente la aplicación de esta ley genera ciertas dudas con respecto a varios temas. El que más incertidumbre despierta es el apartado que regula el Impuesto de Sociedades para asociaciones sin ánimo de lucro.

La creencia popular es que estas asociaciones están exentas de responsabilidades fiscales por su naturaleza. Sin embargo, no es así. Toda persona jurídica está obligada a presentar este impuesto.

La ley establece dos supuestos para las asociaciones de este tipo: el régimen especial de exención parcial y el régimen general.

 

IMPUESTO DE SOCIEDADES PARA ASOCIACIONES SIN ÁNIMO DE LUCRO


RÉGIMEN ESPECIAL

La exención parcial del pago del Impuesto de Sociedades sólo se aplicará a asociaciones que hayan sido declaradas de utilidad pública. Además deberán destinar al menos el 70% de sus ganancias a fines de interés general.

El tipo impositivo para estas asociaciones es el 10%. En este caso deben presentar todas sus cuentas, tanto aquellas exentas como las que no lo están.

Las rentas exentas son las que proceden de donaciones, cuotas de asociados, subvenciones, participaciones en sociedades y alquileres e intereses de mobiliario e inmobiliario.

Entre las asociaciones que se acogen a este régimen están las de acción social, investigación científica, asistencia sanitaria, enseñanza y promoción cultural. También están las fundaciones y las entidades inscritas en la AECID, la Agencia Española de Cooperación Internacional.


RÉGIMEN GENERAL

El resto de asociaciones que no se incluyan en el supuesto anterior tendrán un tipo impositivo del 25%.

El Impuesto de Sociedades para asociaciones incluidas en este régimen también las obliga a presentar todas sus rentas: las derivadas de su actividad económica, del patrimonio (mobiliario e inmobiliario) y de las transmisiones que no afecten a su objeto social.

Estas entidades se consideran, según el criterio anterior, parcialmente exentas. Y para estar totalmente exentas y no tener que presentar el Impuesto de Sociedades deben cumplir una serie de requisitos:

  • Que sus ingresos totales no sobrepasen los 100.000 euros al año. En este punto se incluyen donaciones, cuotas de socios, subvenciones, ingresos por venta de bienes o servicios y otras plusvalías.

  • Que los ingresos correspondientes a las rentas no exentas de tributación no superen los 2.000 euros anuales.

  • Que todas esas rentas no exentas obtenidas por la asociación se ajusten a la ley y estén sometidas a retención.


​También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados