¿Qué es un arrendamiento financiero?

El arrendamiento financiero, o leasing, es una opción que muchos utilizan para hacerse con bienes de alto valor.

¿Qué es un arrendamiento financiero?
Una práctica especialmente común en el mercado automotriz

Son pocas las personas que tienen la posibilidad de comprar bienes de alto valor (tales como casas o coches) pagando todo el valor que se pide en un solo pago. Esto hace necesaria la existencia de herramientas financieras que les permitan a esas personas poder hacer uso de esos bienes sin la necesidad de asumir la compra inmediata.

Una de esas herramientas es el arrendamiento financiero, que también se conoce como alquiler con derecho a compra o leasing. Este último es un término que debes haber escuchado si estás en la búsqueda de un coche nuevo, ya que prácticamente todos los sitios web de los fabricantes ofrecen esta opción.

¿Qué es un arrendamiento financiero, o leasing?

El arrendamiento financiero es una práctica mediante la cual un propietario traspasa un bien a otra persona para su uso a cambio del pago de una renta por un tiempo determinado. Al cabo de ese plazo, el arrendatario tiene derecho a adquirir el bien en propiedad definitiva, devolverlo o seguir rentándolo en las condiciones actuales.

Para muchas personas es un tipo de contrato que les permite disfrutar de un bien que no pueden adquirir en propiedad en ese momento específico. Se puede usar en diferentes tipos de mercados, pero es en los mercados automotriz e inmobiliario donde más comúnmente se ve.

¿Tiene ventajas optar por un arrendamiento financiero?

Por supuesto, el arrendamiento financiero posee una interesante cantidad de ventajas. No es por casualidad que muchos la consideren como la mejor forma de adquirir un bien.

Estas no son todas las ventajas, pero sí son las más importantes

  • Ante la creciente oferta de este tipo de servicios, crece la competencia y las posibilidades de financiación son cada vez mejores.
  • En ciertos casos (como cuando se usa esta herramienta para adquirir coches para grupos de trabajo) el arrendamiento financiero ofrece interesantes ventajas fiscales, ya que este gasto se puede deducirse como un gasto.
  • Para muchas personas, es la mejor manera de eliminar los riesgos que siempre acompañan a la compra de un bien.
  • Esta herramienta permite a los propietarios de los bienes más posibilidades de dar salida a bienes de alto valor que pocos compran de manera inmediata.
  • Los propietarios de los bienes pueden incluso obtener mayores beneficios a largo plazo.


¿Hay desventajas?

Como es de suponer, el arrendamiento financiero también tiene algunas desventajas:

  • Para el arrendatario, el costo a largo plazo puede terminar siendo mayor.
  • La mayoría de los contratos de leasing están sujetos a penalizaciones evitar que se rompan antes de su finalización.
  • Durante el uso del bien, el propietario no se hace responsable por los daños ocasionados por el desgaste.
  • Un bien que se cede en leasing no suele incluir servicios adicionales (como el seguro, por ejemplo). Esto se nota especialmente en el mercado del motor.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados