También se puede aprender a emprender

Es posible que seas de los que aún piensan que se nace, o no, emprendedor. Lo cierto es que también se puede aprender a emprender.

También se puede aprender a emprender
Nadie nace sabiéndolo todo

Es verdad que se necesita tener algo de emprendedor en la sangre, o por lo menos gusto por lo que se va a hacer, pero también es posible aprender un poco a emprender. Sí, y te decimos un poco porque, a la hora de la verdad, el concepto de "emprender" es diferente para cada caso.

Perfil de un emprendedor


Aunque no se pueda aprender estas características para ser un buen emprendedor, después de preguntar a algunos expertos en la materia, y de buscar en la web, llegamos a la conclusión de que hay algunas características que definen, en suma, el perfil:

  • Inconsciente;
  • Alocado;
  • Irreflexivo;
  • Arriesgado.

¿Por qué estas características y no otras?


Parece algo fuera de contexto, pero no es así. Cuando nos referimos a estas características, hablamos de ellas con un cierto foco. Porque para emprender, tendrás que dedicarte exclusiva, o casi exclusivamente, a esta actividad.

Esto significa que deberás arriesgarte a poner tu futuro económico y profesional en una decisión que puede, o no, salir adelante. Esto te hace un tanto inconsciente y alocado. Además, si quieres seguir con el proyecto, deberás ser irreflexivo en tus decisiones.

¿Cuáles son los pasos para emprender?


Después de recorrer a diferentes fuentes de información sobre el tema, llegamos al consenso de que existen una serie de pasos que debes aprender para emprender de forma efectiva. Ellos son:

  • Piensa y repiensa tu idea. Podrá no ser original (¡No importa!). Lo que importa es lo que quieres lograr con ella, pero si es innovadora, probablemente será mejor recibida;
  • Encuentra tu equipo perfecto. Este equipo puedes ser tú solo o cien como tú. De preferencia, que tengan las mismas ganas de luchar que tú y contigo, y que sean de otras áreas para cubrir todas los frentes.
  • Haz planes que se adecuen a tu proyecto, y a ti, de forma a que puedas ser tú y sentirte bien al defender cada idea que proyectas;
  • Networking: la palabra que va a introducirte en el mercado... Conoce y hazte conocer;
  • Procura tu apoyo empresarial en cualquier lado. Inversores existen en todos lados, tienes que saber cautivarlos. Puede ser alguien tan cercano como familia, o tan lejano como empresas que buscan donde invertir sus capitales. Sedúcelos y comienza a trabajar;
  • Por último, funciona como cualquier otro negocio: planos de acción, promoción, divulgación, y la tan esperada, facturación.

¿Existen otras formas de aprender a emprender que no sea a través de consejos?


Si, cada vez más se popularizan los cursos para emprendedores, para marketing, y toda una gama que se relaciona con la creación de empresas y acciones específicas que la incluyen. Basta hacer una búsqueda en la weby tendrás una variedad tan alargada, que si no tienes ideas de lo que buscas, podrás sentirte un poco perdido.

Aunque hoy casi todo se procesa a través de la web, ¿Es posible otro tipo de contactos entre inversores, emprendedores y demás?


Sí. De hecho, existe una reunión anual que visa reunir todo este "mundo" para que sea posible una mejor relación, fomentar más negocios, fortalecer colaboraciones, entre otras.

Para conocer dónde y cuándo, te invitamos a seguir este enlace: Fundación Iniciador. Ahí encontrarás estas y otras informaciones sobre eventos entre y para emprendedores.

Ahora, solo tendrás que decidir si quieres aprender a emprender o guardar tus ideas en el fondo del cajón.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados