Aprende a bailar sevillanas con 5 sencillos movimientos

Una guía rápida con lo más significativo sobre bailar Sevillanas, un baile regional típico del Sur de España que puede aprenderse en ciudades de todo el mundo.

Aprende a bailar sevillanas con 5 sencillos movimientos
Las danzas y bailes españoles se estudian en ciudades de todo el mundo

El patrimonio de danzas de España es uno de los más importantes a nivel mundial, junto con el de otros países como La India. Los profesores de baile españoles tienen un gran mercado laboral en regiones repartidas a lo largo del globo, entre las que destacan especialmente Inglaterra, Japón, norte de Estados Unidos, Canadá, Grecia, Alemania, Francia, Holanda…
 
El baile de las sevillanas es un pasaporte mundial. Se aprenda a bailar sevillanas en Sevilla o en Moscú siempre va a ser igual, al tratarse de un baile que tiene una coreografía preestablecida. Una coreografía cuyos pasos pueden escribirse en un papel y aprenderse uno tras otro, ya que siempre se baila de la misma forma, en el mismo orden.

Esto no ocurre en el flamenco, y es que, las sevillanas no forman parte exactamente del flamenco, sino que se trata de una danza regional, de coreografía fija y tradicional. Otra diferencia del baile flamenco es que se baila en pareja, lo que se traduce además en que es un baile que favorece la comunicación y el divertimento social.
 
Las sevillanas nacieron del género de las Seguidillas y, por lo tanto, tienen coplas y estribillos. Una curiosidad es que a nuestros días han llegado siete sevillanas, a pesar de que popularmente sólo se conozcan cuatro (las que se bailan en la Feria de Abril de Sevilla, por ejemplo), más tres boleras, pero antiguamente se bailaban muchas más.
 
Hoy en día, con las nuevas tecnologías es muy fácil tener acceso a vídeos para aprender a bailar sevillanas, pero por si buscas una guía rápida, a continuación desgranamos lo más importante sobre este baile del Sur de España.
 

Conceptos fundamentales para bailar sevillanas


 

La dificultad de la ejecución va en aumento

Este baile se compone de cuatro sevillanas, a lo largo de las que se van introduciendo vueltas y nuevos pases y cruces. Metafóricamente, podría explicarse además como que la primera de ellas es presentación, la segunda es cortejo, la tercera es pelea y la cuarta es reconciliación
 


Los estribillos y las coplas

Los estribillos es lo que se repite en cada baile: el principio, el final y las pasadas. Mientras que las coplas son lo característico de cada una, los elementos que diferencian a la primera de la segunda, de la tercera y de la cuarta.
 


La apertura y la clausura del baile

El inicio de cada baile es como la subida del telón en un teatro. Cada una de las cuatro sevillanas se inicia subiendo los brazos y desplegándose, acompañado con un sugerente movimiento de las manos.


5 movimientos principales

El cruce, las vueltas, el paseíllo, el movimiento de caderas de la mujer y las pausas.

Para las vueltas, bajar los dos brazos al darlas es lo más correcto, pero como son muy rápidas, después se dan variantes y hay quien baja un brazo, o quien deja arriba los dos… El paseíllo de las Sevillanas es un elemento básico, es un paso del que están repletas las sevillanas.
 

La pose caballera del hombre

En las Sevillanas, el hombre está obligado a abrir y cerrar el baile y a cruzarse, pero su baile es mucho más libre, quedando al servicio del lucimiento del de la mujer.
 


Castañuelas y falda

Es un baile que las mujeres bailan con falda y antiguamente siempre se acompañaba de las castañuelas, aunque ahora cada vez las toque menos gente.
 


El compás

Llevar el compás en cada movimiento es de obligado cumplimiento. La música de las Sevillanas es un compás de ¾. Una buena selección de música es indispensable para crear ambiente y no poder frenar las ganas de bailar Sevillanas. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados