¿Cómo se resuelve el problema de una aplicación detenida en Android?

Todos hemos sufrido el problema de la aplicación detenida en Android. Por fortuna, solucionarlo es sumamente sencillo.

¿Cómo se resuelve el problema de una aplicación detenida en Android?
Un problema muy común, pero de fácil solución

Ningún teléfono de Android, por muy moderno y avanzado que sea, está exento de darnos inconvenientes que muchas veces no son por causa del teléfono, sino por los desarrolladores de apps.

Una actualización con defectos, un problema por el sobrecarga de datos almacenados… son muchas las causas que puede haber detrás de una aplicación detenida en Android. Cuando esto pasa, debemos saber qué hacer para librarnos de este problema.

Aunque es un problema muy común en aplicaciones que usamos siempre, también es sumamente fácil de resolver. Lo único que debes hacer es seguir las instrucciones que te aquí te ofrecemos.

5 maneras de reparar una aplicación detenida en Android


Eliminar datos o cache

Esta es una de las soluciones más comunes a una aplicación detenida en Android. En muchos casos el exceso de datos en la aplicación o la acumulación de caché pueden causar que la app no funcione como debería, ralentizándose o deteniéndose constantemente, ya sea por exigir más memoria que de costumbre o por algún dato corrupto.

Es importante que diferencies ambas cosas. Los datos son la información que tú introduces en la app, y la cache es la suma de archivos residuales que la misma genera por necesidad.

Para borrar ambas cosas, solo debes buscar la aplicación en los ajustes de tu teléfono. Nuestra recomendación es que pruebes primero borrando solo la caché a ver si funciona.

Reiniciar el teléfono

Si es la primera vez que sufres el problema de una aplicación detenida en Android puede que reiniciar el teléfono sea lo único que necesites hacer.

Cuando un teléfono pasa demasiado tiempo encendido sin interrupción, hay más probabilidades que una aplicación genere un error que se pueda resolver simplemente con un reinicio.

Reinstalar la aplicación…

Puede que la razón detrás de una aplicación detenida en Android sea la suma de errores en la misma. Por eso, si las opciones anteriores no han funcionado, reinstalar la aplicación resultará eficiente.

Al hacerlo, tus datos no se perderán, pero la app empezará desde cero, probablemente sin el error detrás de los constantes fallos.

… instalar una versión antigua…

Puede que una nueva actualización venga con errores o no sea la más compatible con tu teléfono. Si ese es el caso, lo que debes hacer es instalar una versión anterior y desactivar las actualizaciones automáticas.

… o buscar otra aplicación similar

Si la aplicación que se detiene es nueva en tu teléfono puede que el problema sea que simplemente está mal hecha. Si ese es el caso, no pierdes nada con buscar otra que haga el mismo trabajo pero sin ocasionar las molestias que esta te está ocasionando.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados