Las consecuencias de aparcar en plaza de minusválidos

Las consecuencias de aparcar en plaza de minusválidos son desconocidas por mucha gente. Quien lo hace, piensa que no habrá consecuencias mayores.

Las consecuencias de aparcar en plaza de minusválidos
Miles de denuncias de este tipo se registran cada año

Todos sabemos que no se puede aparcar en plaza de minusválidos, pero en nuestro país aún se siguen poniendo cerca de 2 multas por día a personas que lo hacen, seguramente por pensar que no pasará nada grave.

En la mente de muchos, esta infracción se puede asemejar a cualquier otra infracción de aparcamiento, que siempre han estado y estarán entre las más leves. Pero nada está más alejado de la realidad.

Las personas que tienen la mala costumbre de aparcar en plaza de minusválidos sin serlo, se tendrán que enfrentar a consecuencias mucho más severas de las que imaginan. Hace algunos años, esta infracción pasó de considerarse de una falta leve a una grave.

Aparcar en plaza de minusválidos es una falta grave

Hace menos de 10 años, aparcar en plaza de minusválidos era considerado una falta leve la cual acarreaba una multa de unos 90 euros. Sin embargo, la reforma del Reglamento Sancionador en 2008 cambió esto, considerando esta infracción como grave y castigándose con una multa de 200 euros.

Dadas las circunstancias y a pesar del aumento en la severidad del castigo, sigue habiendo cada vez más infractores.

Solo en Madrid, se presentaron más de 18 mil denuncias por este tipo de infracciones, más de las que hubo en 2015 o en los años anteriores. En otras ciudades los números pueden no ser tan grandes, pero la tendencia sigue siendo al alza.

Muchos no conocen el alcance de la norma

Algunos pueden llegar a pensar que aparcar en plaza de minusválidos o parar en este lugar no es lo mismo, pero lo cierto es que la ley específica que está prohibido estacionar o parar por unos minutos, y las sanciones pueden ser las mismas.

La sanción también conlleva a la pérdida de puntos.

Como cualquier falta grave, aparcar en plaza de minusválidos no solo es sinónimo de una multa monetaria, sino también la pérdida de puntos en el carnet.

Al igual que otras infracciones, como estacionar en curvas o paradas de bus, además de los 200 euros de multa se restarán 3 puntos en el carné de conducir.

Falsificar la tarjeta es aún más grave

Para aparcar en estas plazas reservadas, es necesario poseer una tarjeta de minusválidos, así como una etiqueta de identificación.

Miles de personas en toda España han sacado provecho de esta situación falsificando tarjetas. Las consecuencias de hacerlo son sumamente graves ya que, en muchos casos, es estándar que se fijen multas de prisión de 6 meses, además de las sanciones monetarias y la pérdida de puntos.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados