Apalancamiento financiero, ¿qué es?

El apalancamiento financiero se puede definir como la proporción entre el capital propio y el crédito.

Apalancamiento financiero, ¿qué es?
Se produce al realizar una operación con dinero procedente de un crédito

Puede que últimamente oigas hablar de apalancamiento financiero y que no sepas muy bien qué es. Pues bien, se trata de un término económico utilizado cuando se realiza una operación con dinero procedente de un crédito.

A grandes rasgos se podría definir como la proporción entre el capital propio y el crédito. Si por ejemplo queremos hacer una inversión que nos va a costar un millón de euros y ponemos 200.000 de nuestro bolsillo pero pedimos 800.000 al banco la proporción sería de 1:4. Por cada euros de nuestro capital, el banco pone 4.

Ejemplo de apalancamiento financiero

Explicaremos lo que es apalancamiento financiero con un ejemplo bastante claro. Imaginemos que queremos comprar una vivienda que nos costará 500.000 euros. Al cabo de 12 meses la vendemos por 600.000 euros, por lo que hemos obtenido una rentabilidad de 100.000 euros.

Pero esto es lo que ocurre si llevamos a cabo esta operación con apalancamiento financiero. Supongamos que nosotros hemos puesto 300.000 euros de nuestro bolsillo y que hemos pedido un crédito de 200.000 euros a un interés del 10% anual. Entonces, a los 600.000 euros recibidos hay que restar los 20.000 euros de intereses más los 200.000 euros que habíamos pedido. Por tanto, de los 600.000 que recibiremos por la venta del piso quitaremos 220.000 euros. Al final, nos quedamos con un beneficio de 380.000 euros, 80.000 euros más de los que habíamos puesto de nuestro bolsillo.

Los riesgos del apalancamiento financiero

En caso de que la vivienda siguiese costando lo mismo, ni ganaríamos ni perderíamos dinero. La parte mala vendría si se da el caso de que la vivienda pierde valor. Si hacemos la operación sin apalancamiento financiero solo perderemos la diferencia entre lo que pagamos y el precio actual Pero si compramos con apalancamiento financiero puede que acabemos debiendo tanto dinero al banco que acabemos en bancarrota.

El mismo ejemplo se puede aplicar a otros ámbitos, como la ampliación de un negocio o la inversión en bolsa.

Ventajas del apalancamiento financiero

Pese a que hay riesgos, el apalancamiento financiero también aporta ventajas. A saber:

  • Podemos hacer inversiones que de otra forma no seríamos capaces de llevar a cabo.
  • El riesgo para nuestro propio patrimonio se reduce (si no avalamos personalmente nuestros créditos, claro está).
  • Tiene beneficios fiscales. Recordaremos que los dividendos obtenidos no se pueden desgravar, pero los intereses que pagamos por un préstamo sí.
  • Al pedir un préstamo la entidad financiera suele hacer un análisis de riesgo, algo que nos vendrá bien para saber si el negocio en el que nos estamos metiendo es rentable.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados