Algunos tips para calcular la gasolina que consumes

Hay algunas cosas que debes saber para calcular la gasolina que consumes con mayor precisión, cosas que nosotros te vamos a contar ahora.
 

Algunos tips para calcular la gasolina que consumes
Consejos claves para ahorrar en combustible

A menos que vivas Kuwait, donde un litro de combustible cuesta 22 centavos, o en los Emiratos Árabes Unidos, donde cuesta menos de 50 centavos, calcular la gasolina que consumes es una práctica muy sensata, y que te ayudará a ahorrar.

Hay muchas variables en juego que determinan si estás gastando más de lo que necesitas, y muchas veces nadie las toma en cuenta.

Para que no te equivoques y sepas realmente la cantidad de combustible que consumes, y cómo ahorrar más, te damos algunos consejos que te serán de mucha utilidad. Si los sigues, no tenemos dudas de que gastarás menos sin sacrificar mucho.
 


Cómo calcular la gasolina que consumes


 

Las cifras oficiales no son definitivas

Ciertamente, es sumamente fácil conocer los datos oficiales sobre el consumo de un coche. Basta solo con revisar las especificaciones técnicas en el manual de usuario o por internet para saber cuanto consume tu coche cada 100 kilómetros.

Pero, si bien esta cifra es válida como referencia, no debe tomarse como un dogma a la hora de calcular la gasolina que consumes. Estos valores suelen ser un promedio y dependen de una serie de condiciones que nunca son especificadas; por lo que nunca deben tomarse como una constante.



Los autos “económicos”, no siempre son los más económicos

No es para nada extraño que una persona considere el consumo de combustible por sobre todo lo demás a la hora de comprar un coche nuevo, o que alguien busque comprarse un segundo coche mucho más “económico” por considerar que el que tiene actualmente gasta demasiado.

Pero no siempre los coches que en teoría consumen menos cumplen con esa teoría, veamos un ejemplo que lo deja mucho más claro:
  • Hace algunos años, en el famoso programa automotor Top Gear, probaron un BMW M3 con un V8 de 440 caballos de fuerza y con un consumo medio de unos 12 l/100 km contra un Toyota Prius, que montaba un motor. 4 cilindros en línea con una potencia de 99 caballos de fuerza y un consumo medio de sólo 4 l/100 km.
  • La prueba consistía en una “carrera” de larga duración en la que el Prius debía ir a toda máquina y el M3, sólo seguirlo.
  • Al final de unos 30 kilómetros de recorrido, el Prius había consumido cerca de 16,4 l/100 km, contra 14,6 l/100 km de la berlina alemana, que en teoría consume en promedio 3 veces más.

Si bien lo anterior no debe tomarse con total validez científica (ese nunca ha sido el objetivo de Clarkson y compañía) sirve para dejar clara una idea: un coche económico sin potencia suficiente puede gastar mucho más de lo que se piensa, ya que no es raro que sea muy exigido.

Por suerte, muchos coches modernos incluyen como equipamiento estándar, navegadores satélite o instrumentos electrónicos que permiten ver el consumo exacto que haces desde que enciendes tu coche, hasta que llegas a tu destino. Esto, sin duda permite calcular la gasolina que gastas con mayor precisión.
 

Tu manera de conducir influye

En el ejemplo que citamos anteriormente, la manera de manejar cada coche hizo que un coche con un motor 4 veces más potente fuera más económico.

En el día a día, si bien la diferencia no sería tanta como en aquel circuito, si puede llegar a ser significativa. Forzar de más el motor de tu coche cuando no lo necesitas, acelerar y frenar bruscamente, ir con el aire acondicionado cuando se podría evitar e incluyo conducir con neumáticos gastados causarán que las cifras oficiales que alguna vez viste no tengan ningún sentido.
 

Debes buscar precios

Si tener en cuenta los puntos anteriores te permitirán calcular la gasolina que consumes más eficientemente, nada te permitirá ahorrar tanto como saber que dependiendo de los puestos de abastecimiento, los precios pueden variar significativamente.

Para comprobarlo, basta con ver un mapa de los precios en el país, donde se encuentran diferencias en el precio de más de 10 centavos por litro. Puede parecer poco, pero cuando haces 10 ó 20 mil kilómetros al año, es más de lo que puedas llegar a pensar.


También te puede interesar:
   
 
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados