Algas comestibles, ¿cuáles son y qué propiedades tienen?

Las algas comestibles contienen una gran cantidad de minerales, micronutrientes y vitaminas A, B2, C, E y K.

Algas comestibles, ¿cuáles son y qué propiedades tienen?
Entre las de agua dulce y agua salada hay más de una treintena de variedades

Con el asco que me daban a mí las algas de pequeña cuando las pisaba en la playa… Quién me iba a decir que ahora las algas comestibles serían uno de mis alimentos preferidos. Además de ricas, contienen una gran cantidad de minerales y micronutrientes de los que hablaremos más adelante.

Antes listaremos las variedades de algas comestibles conocidas. Entre las de agua dulce y agua salada hay más de una treintena diferentes. Aquí dividiremos las más utilizadas en la cocina según el color que tengan, ya que pueden ser rojas, azules o pardas.

Algas comestibles rojas


Algas comestibles azules

  • Espirulina
  • Afa


Algas comestibles pardas o verdes

  • Nori
  • Wakame
  • Arame
  • Alaria
  • Kombu
  • Cochayuyo
  • Hijiki o hiziki
  • Chlorela

 

Propiedades de las algas comestibles

En función de la variedad, el color y la procedencia, las algas comestibles tienen un sabor y unas propiedades diferentes. Las hay con un intenso sabor a mar o más suaves, las hay que aportan muchas proteínas o son más ricas en minerales, que sirven para elaborar una receta pero no otra…

No obstante, lo que sí que es característico de las algas comestibles es la gran cantidad de fitonutrientes que contienen. Entre los minerales esenciales que nos aportan hay que destacar: calcio, yodo, cobre, fósforo, hierro, potasio, magnesio, manganeso, zinc, molibdeno, selenio o vanadio. También tienen un alto contenido en vitaminas A, C, E, B2 y K.

Por todo ello, las algas comestibles contienen una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo. Son anticancerígenas, alcalinizantes, detoxificantes para la sangre, antiinflamatorias y reductoras del colesterol, entre otros.

No obstante, antes de consumirlas debemos estar seguros de que no tenemos ninguna enfermedad renal o alteración en la glándula tiroides. De ser así, mejor consultar con el médico.
 

Ideas para preparar algas comestibles

Por todos los beneficios que hemos listado anteriormente, además de por su bajo aporte calórico, es por lo que debemos empezar a incluir en nuestra dieta las algas comestibles. Podemos hacer sushi, añadirlas a los guisos o a las sopas, incorporarlas en salsas, preparar una ensalada, hacer un batido, saltearlas con fideos o arroz e incluso hacer postres.

Algunas variedades se venden deshidratadas, por lo que debemos hidratarlas antes de cocinarlas. No obstante, lo mejor es seguir los pasos que indiquen las recetas. Podemos encontrar algunas ideas y recetas sencillas en páginas como algamar, hogarmania o cookpad.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: