Consejos para ahorrar luz en vacaciones

Si sigues nuestros consejos para ahorrar luz en vacaciones, cuando acaben tus días de descanso no te llevarás una sorpresa con las facturas.

Consejos para ahorrar luz en vacaciones
Regla número uno: desenchufar los electrodomésticos

El consumo responsable va más allá de la vida cotidiana. No entiende de relojes ni sabe lo que es un calendario. Es una actitud inagotable, con disponibilidad total para cualquier persona, mañana, tarde y noche todos los días del año. Incluso cuando nos vamos de viaje. Por eso te traemos unos cuantos consejos para ahorrar luz en vacaciones.

Durante el tiempo que estamos de vacaciones fuera de casa se genera el llamado ‘gasto fantasma’. Los aparatos eléctricos que permanecen enchufados siguen consumiendo energía, lo que se ve reflejado en las facturas. Y pagar el recibo de la luz cuando ni siquiera has estado en tu vivienda no es precisamente la más agradable de las noticias.

CONSEJOS PARA AHORRAR LUZ EN VACACIONES


1. DESENCHUFA LOS APARATOS ELÉCTRICOS

Muchos aparatos y electrodomésticos consumen energía a pesar de no estar en funcionamiento. Por ejemplo los ordenadores, los televisores, los microondas, los teléfonos inalámbricos…

Este consumo innecesario supone alrededor del 10% del total de un hogar medio, que en cifras económicas implica un gasto de entre 30 y 60 euros anuales. Una cantidad nada desdeñable teniendo en cuenta la facilidad con la que puede reducirse: simplemente desenchufando los aparatos.

Uno de los electrodomésticos que más consume es la nevera. Si no vas a estar en casa durante bastante tiempo, lo recomendable sería vaciarla por completo y desenchufarla antes de salir dejando la puerta totalmente abierta para evitar malos olores. Si es un viaje de pocos días, también puedes regular el termostato y ponerlo a la mayor temperatura para contener el gasto eléctrico.

Acuérdate siempre antes de salir de viaje, revisa a fondo la casa y desconecta todo lo que puedas.

2. CAMBIA LA TARIFA ELÉCTRICA

Otra opción es contratar una tarifa de discriminación horaria, que te permitirá ahorrar mucho dinero en las facturas si la mayor parte de tu consumo se produce de 22 a 12 horas en invierno y de 23 a 13 en verano.

Este cambio es especialmente rentable en el periodo vacacional y en hogares donde el consumo de luz en las horas centrales del día sea escaso. Si los resultados no te satisfacen, siempre puedes volver a la tarifa general.

3. DESACTIVA EL CUADRO DE DISTRIBUCIÓN

La opción más radical pero también la más eficaz. El objetivo es ahorrar luz en vacaciones, ¿no es así? Entonces corta la electricidad de raíz, lo que además servirá para evitar posibles incidencias técnicas en los aparatos de la casa. Eso sí, recuerda vaciar la nevera antes.

Desactivar el cuadro eléctrico se traduce en un ahorro medio del 15% en las facturas.

En este otro artículo te decimos otras medidas que puedes tomar para reducir el gasto energético. Tu bolsillo lo agradecerá.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados