Ahorrar gas y dinero a final de mes es posible con estos trucos

¿Te llevas una desagradable sorpresa cuando llega la factura del gas? Aprende como puedes ahorrar gas mediante estos sencillos trucos.

Ahorrar gas y dinero a final de mes es posible con estos trucos
Consejos para disminuir la factura del gas

Ahorrar gas es una de las claves para mejorar nuestra economía doméstica. A todos nos ha pasado alguna vez que, bien por despiste o bien por falta de seguimiento, la factura del gas nos ha sorprendido negativamente a final de mes.

Lee con atención los siguientes consejos para ahorrar en la factura del gas y verás como no sólo conseguirás ahorrar más energía en casa sino que finalmente empezarán a llegar cartas con buenas noticias.


Trucos para ahorrar gas

 
  • Revisa tu tarifa de gas e infórmate de si existen mejores compañías que te ofrezcan un servicio más adecuado para la cantidad de consumo que tengas.
  • De vez en cuando, llama a algún técnico especialista para que controle tu instalación de gas. A veces, puede darse el caso de que existan fugas o irregularidades que no nos permiten ahorrar gas sino derrocharlo innecesariamente.
  • Intenta tener el regulador de la temperatura del agua en un punto medio. Si lo tenemos siempre a la máxima temperatura es un gasto de energía y gas continuo.
  • En invierno, cuando tenemos la calefacción encendida debemos de apagarla siempre que salgamos de casa, e intentar utilizarla solamente en las habitaciones en las que nos encontremos. Calentar toda la casa sin motivo es poco ahorrador.
  • A la hora de cocinar, podemos aprovechar el calor generado previamente y apagar los hornillos cuando estos estén lo suficientemente calientes para mantener la comida a la temperatura deseada.
  • No se deben utilizar los radiadores a modo de secadora. Si colocamos ropa sobre ellos el consumo de gas aumenta.
  • El uso de la bombona de butano es más barato que el de gas natural, aunque es un método menos cómodo, tendrás que cargar las bombonas y cambiarlas siempre que haga falta.
  • Tapar las cacerolas cuando estamos cocinando también ayuda a ahorrar gas, ya que la energía rinde mucho más y no hace falta tener la cacerola tanto tiempo al fuego.
  • Podemos aprovechar la energía solar durante el día para ahorrar en calefacción, y cuando la tengamos encendida por la noche se deben bajar las persianas y aislar bien la casa para que conserve el calor.
  • Se recomienda limpiar la caldera y los radiadores antes de que empiece la temporada de frío para conseguir un mayor rendimiento.
  • Las calderas de condensación son las más eficientes. Infórmate sobre ellas y estudia la posibilidad de cambiar tu caldera si no es de este tipo.
También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados