¿Quieres ahorrar en la factura del móvil? Aplica estas 7 pautas

Para rebajar la factura del móvil tenemos que empezar por analizarnos como consumidores y elegir la tarifa que más se ajuste a nosotros.

¿Quieres ahorrar en la factura del móvil? Aplica estas 7 pautas
Utiliza aplicaciones de control de consumo

¿Cómo controlar el gasto en el móvil?


Con los bonos de llamadas, ahora es más fácil controlar el gasto en la factura del móvil. Pero aún así siempre hay algún concepto extra que encarece el recibo, ya sea por hacer llamadas a números de tarificación especial, por enviar mensajes de texto cuyo coste no está incluido, por pasarnos de minutos o de megas, etc.

Si queremos ahorrar lo máximo posible en la factura del móvil, debemos analizar nuestro comportamiento como consumidores y seguir una serie de pautas.

1. Olvidarnos de ser fieles a una compañía


Cada poco salen promociones nuevas, así que sólo tenemos que ver si la tarifa es más beneficiosa que la nuestra y hacer la portabilidad. Rebajar la factura del móvil se reduce a dos palabras: comparar y analizar. Algunos comparadores tienen un apartado específico para telecomunicaciones. Así sabrás que operador ofrece la tarifa más barata, o la que me mejor se adapte a tus necesidades.

2. Amenazar con darnos de baja


Es un viejo truco para tantear el terreno y ver si nos hacen alguna oferta. Suele ser habitual que nos ofrezcan una descuento durante varios meses. Mejor si llamamos teniendo claro cuánto nos ahorraríamos al mes si nos cambiamos a otra compañía.

3. Analizar nuestras necesidades


A veces cogemos una tarifa porque es barata y luego no le sacamos el máximo provecho. Hay personas que sólo usan el móvil para llamar, otras que apenas llaman pero consumen muchos datos, otras que hablan y navegan un montón... Por eso tenemos que saber cual es nuestro perfil y buscar una tarifa que se adapte a nosotros. ¿Para qué vamos a pagar por un bono de minutos si sólo chateamos o llamamos por Whatsapp? 

4. Ojo con los planes renove


Si tu operador te ofrece un terminal nuevo, averigua bien las condiciones. Puede que ese cambio conlleve un periodo de permanencia de 18 meses. ¿Qué quiere decir? Pues que durante ese tiempo no podremos cambiar de compañía, y si lo hacemos tendremos que pagar una indemnización. Lo mismo se aplica si cogemos un móvil cuando hacemos un contrato.

5. Contratar planes combinados


Si además del móvil, tenemos teléfono fijo e Internet, podemos preguntar por las tarifas de ahorro combinadas. Seguro que te sale mucho más económico tener todo contratado con la misma compañía.

6. Tener líneas con el mismo titular


Si con quien más hablas es siempre con las mismas personas, entérate de qué compañías ofrecen llamadas gratis a números frecuentes. Y plantéate poner tu número y el de tu pareja a nombre de uno solo. Algunos operadores tienen tarifas donde las llamadas entre líneas del mismo titular son gratuitas.

7. Controlar los gastos


Si somos de los que no podemos controlarnos, podemos probar a instalar alguna aplicación que nos avise de cuántos minutos o datos llevamos consumidos. Control de consumo, por ejemplo, es bastante efectiva para mantener a raya la factura del móvil.


Para terminar, daremos un dato. El consumo medio de móvil en España es de 50 euros por mes. Eso son 600 euros al año que podemos optimizar si sabemos cómo hacerlo.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados