¿Ahorrar en la compra? ¡Es posible!

Un ritual que repetimos varias veces al mes y que, con pequeños cambios en nuestra rutina nos puede ayudar a ahorrar en la compra.

¿Ahorrar en la compra? ¡Es posible!
Disminuye tus gastos, sin disminuir tu calidad de vida

A lo largo de los días, la mayoría de las personas va haciendo una lista de las cosas que van faltando o que se van acabando en la casa durante el mes. La idea de esta lista no es, simplemente, no olvidarnos de lo que necesitamos, es también, para ahorrar en la compra y evitar llegar al súper a comprar cosas innecesarias.

Según el Informe de Supermercados presentado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en el segundo semestre del año pasado, las familias españolas podrían ahorrar en la compra, en media, 929,54 € al año. Por eso además de hacer esta lista, hay una serie de consejos para ahorrar en la compra que deberías ver, y poner en práctica la próxima vez que necesites hacer las compras.


Importante


No necesitas desistir de ningún producto básico, ni de pasar hambre, o recurrir nada más a productos de baja calidad. Se trata de hacer la compra con cabeza, calma y consciencia. Lee los siguientes consejos y ve donde estás siendo más condescendiente con tus compras.
 

 Consejos para ahorrar en la compra

  • Escoge bien dónde hacer tus compras: recuerda que no todos los supermercados son iguales. Unos podrán ser más caros que otros en general, pero también existen algunos productos que lo valen. Ya que hablamos de supermercados, ahora existen nuevas formas de comprar adaptadas a nuestra sociedad moderna, que te permiten ahorrar en  la compra. Ellas son:
    • Costco: club de compras con cuota anual,
    • Dealz: establecimiento de precios únicos,
    • Online: todos los súper tienen esta versión,
    • Sin envase: como el nombre lo dice, nada de envases;
  • Ve al súper después de comer y de preferencia sin compañía: se ha comprobado que después de comer, tenemos menos tendencia para querer comprar comida menos saludable y en mayor cantidad. Además, el estar solo te permite estar atento a los precios, calidades y promociones; 
  • Si no tienes una gran familia que alimentar, entonces opta siempre por el carro más pequeño, o mejor, las cestas. Así no sentirás la necesidad inconsciente de llenarlo;
  • Desde que entras, mantente atento a las promociones. Si quieres dedicarte mucho a esto, puedes hacer una comparación en casa entre algunos de los supermercados de tu elección. Ve que promociones existen y cuáles te ayudan a ahorrar más en la compra;
  • En cuanto a las promociones: en conjunto con tu lista mantén los cupones a mano y verifica la validad y los productos para los cuales se destinan. Las promociones, a veces, no son lo que parecen. Fíjate en el precio por unidad y en lo que te ofrece la promoción;
  • Productos manufacturados suelen ser más caros. Charcutería, carnicería y la sección de pescadería son más baratas cuando pides a peso. No compras sino lo que necesitas y lo escoges fresco y a tu modo;
  • Cuando hayas elegido todo lo que necesitas y vayas a la caja, recuerda que utilizan la técnica de los productos gancho en esta zona, sobre todo con chocolates, chicles y otros productos de este tipo. Mantente firme a tu lista y no agarres nada si no estaba previsto y si no es necesario.
  • Una vez hayas terminado tu compra, revisa tu ticket y los respectivos descuentos. 
Estos son pasos básicos, simples y seguros para ahorrar en la compra


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados