20 consejos para conseguir ahorrar en el súper

Para ahorrar en el súper es necesario seguir unos pasos, que van desde fijar un presupuesto hasta fijarse una meta para comprar algo con el dinero ahorrado

20 consejos para conseguir ahorrar en el súper
Compara, cocina y congela, las tres ces a recordar

¿Alguna vez has calculado cuánto dinero gastas al mes en comida? ¿Y has calculado cuánto te podrías ahorrar en el súper si pusieses un poco de tu parte? Si puedes permitirte el lujo de no mirar los precios, a lo mejor este artículo no te interesa. Pero si quieres rebajar el dinero que gastas en la cesta de la compra, quizás podamos ayudarte. 

Si te aplicas y consigues seguir algunas de las pautas que te vamos a plantear, seguro que consigues ahorrar en el súper. Siguiéndolas todas, el ahorro podría llegar a unos 1.000 euros anuales. ¿No te lo crees? Haz la prueba.

Planifica para ahorrar en el súper


1. Establece un presupuesto para la comida. Lo mejor es fijar una cantidad y dividirla por semanas. Si el domingo se nos ha acabado el dinero, es hora de abrir el congelador.

2. Planea las comidas de toda la semana. Así sabremos con exactitud qué vamos a necesitar. A ser posible, incluir productos de temporada.

3. Compara, cocina y congela. Estas tres ces son el padrenuestro del ahorro. Si las seguimos, veremos cómo ahorrar en el súper puede ser posible.

4. No salgas sin una lista de la compra. Reducirá la tentación de hace compras compulsivas y, lo más importante, no nos olvidaremos de comprar lo importante. Si volvemos al súper, seguro que acabaremos comprando algo que no necesitemos.

5. Echa una ojeada a los catálogos. Seguro que encontramos alguno de los productos de nuestra lista en oferta.

6. No compres con el estómago vacío. Por mucho que nos lo repitan, siempre acabamos llegando al súper con hambre. Y claro, así cualquiera se resiste a comprar bollería, snacks o cualquier otro producto que no teníamos previsto.

7. Si puedes, vete sólo. Ir con niños es sinónimo de comprar cosas innecesarias y, la mayoría de las veces, caras. Seguro que piden las galletas de moda o esos cereales en los que sale no se qué juguete.

8. Compra productos en oferta. Esto no significa que tengas que comprar algo sólo porque está en oferta, sino que aproveches los descuentos para elegir el producto que buscas. Puede que no sea de tu marca preferida, pero estás tratando de ahorrar en la cesta de la compra. Y si te encuentras con un 2x3 en productos no perecederos, aprovecha.

Compara marcas y precios


9. Elige marcas blancas. Olvídate de eso de que las marcas más caras son mejores. Vale, puede que en ciertos productos sea así, pero hay marcas blancas de calidad pero con un precio más bajo que las conocidas. Dales una oportunidad y verás cómo consigues ahorrar en el súper.

10. Compra a granel. Hay supermercados en los que es posible comprar determinados productos (cereales, legumbres, etc) a granel. Suelen ser más baratos que los que ya vienen empaquetados.

11. Mira el precio por kilo. A veces es más barato comprar el aceite en una botella de litro que en garrafa. Y eso mismo ocurre con productos de gran formato. El hecho de que ponga “tamaño familiar” o “pack ahorro” no significa que cueste menos.

12. Evita las tácticas de márketing. Cuando entres en el supermercado no mires para las cabeceras y, al salir, ni se te ocurra echar un vistazo a los productos colgados junto a la línea de cajas. Si lo haces, estás perdido. Acabarás comprando algo que en ese momento no necesitas.

13. Mira hacia abajo. Ten por seguro que los productos básicos y los más económicos nunca están colocados a la altura de nuestros ojos. Yo no recuerdo ni una sola vez en la que no haya tenido que agacharme para coger el azúcar, la sal o la harina. En cambio, el chocolate y los snacks los veo perfectamente. Las ofertas también suelen colocarse en la parte baja, o en la más alta, de los lineales.

14. Utiliza las tarjetas de fidelización. Algunas permiten obtener descuentos inmediatos, otras acumulan puntos que pueden ser canjeados por vales descuento o regalos. Siempre que sean gratuitas debemos utilizarlas.

15. Aprovecha los cupones de descuento. Parece que a los españoles nos da vergüenza ir al súper con un cupón de descuento. Pues si los utilizásemos más, seguro que nos sobraría dinero del presupuesto para comida.

Márcate un objetivo


16. Revisa el tique de compra en la tienda. Hay estudios que aseguran que hay errores el 15% de las veces. Y si nos damos cuenta en casa, ya no volveremos a pedir que nos devuelvan el importe cobrado de más.

17. Guarda el tique. Nos será muy útil saber el precio de los productos que compramos habitualmente. Así, cuando veamos una oferta, sabremos si nos compensa o ese producto es más barato en nuestro supermercado habitual. También sabremos enseguida si algo ha subido de precio.

18. Ve a la compra caminando. Si vamos en coche, compraremos más de lo necesario porque la compra no nos pesará. En cambio, si vamos andando, tendremos que comedirnos para no cargar demasiado. Y salvo que vayamos a por algo pesado, es mejor dejar el carrito en casa. Si no, acabaremos llenándolo.

19. Utiliza las aplicaciones móviles. Por ejemplo, Carritus o Supertruper.

20. Fíjate un objetivo. Al igual que se recomienda hacer cuando queremos aumentar nuestros ahorros en el banco, podemos fijarnos una meta para comprar algo con el dinero que vamos a ahorrar en el súper.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados