20 consejos para conseguir ahorrar en el súper

Para ahorrar en el súper es necesario seguir unos pasos, que van desde poner un presupuesto hasta fijarse una meta para comprar algo con el dinero ahorrado.

20 consejos para conseguir ahorrar en el súper
Una buena organización semanal y mensual es la clave para ahorrar en el súper

 

¿Alguna vez has calculado cuánto dinero gastas al mes en comida? ¿Sabes cuánto dinero puedes ahorrar en el súper con un poco de organización y con las estrategias adecuadas? Si tienes que recortar tus gastos mensuales y no sabes de dónde, quizás debas analizar tu lista de la compra.

Es cuestión de aprovechar bien las ofertas y los descuentos, pero también de comprar con cabeza, evitando los impulsos. Si te aplicas y sigues algunas de las pautas que te vamos a plantear, seguro que lo consigues.

Este ahorro puede ser muy significativo, llegando a alcanzar los mil euros al año en compras en el supermercado.
 

Planifica tu compra antes de ir al supermercado: 20 consejos útiles


1. ¿Compra mensual o semanal?

De cara a ahorrar en el súper, es mejor la compra semanal, ya que se compra justo lo que se necesita, evitas que los productos más perecederos estén caducados a final de mes, y además induce a menos gasto que la compra mensual.



2. Fija un presupuesto

Establece un presupuesto para la compra. Lo mejor es fijar una cantidad y dividirla por semanas.



3. Elabora un menú semanal

Planea las comidas de toda la semana, así sabrás con exactitud lo que vas a necesitar. A ser posible, incluye productos de temporada.



4. Compara, cocina y congela

Este sistema es la clave del ahorro, ya que si una semana tienes menor presupuesto para comprar, puedes echar mano de lo que hayas congelado anteriormente.



5. No salgas sin una lista de la compra

De este modo reducirás la tentación de hacer compras compulsivas y, lo más importante, no te olvidarás de comprar lo verdaderamente importante.



6. Echa una ojeada a los catálogos

Seguro que encontramos alguno de los productos de nuestra lista en oferta para ahorrar en el súper.



7. No compres con el estómago vacío

Puede deberse a nuestros horarios laborales o familiares, lo cierto es que siempre acabamos llegando al súper con hambre.

Esto nos provoca comprar de una manera compulsiva y poco ordenada que luego se refleja en el ticket de compra.



8. ¿Solo o acompañado?

Ir con niños es sinónimo de comprar cosas innecesarias y, la mayoría de las veces, caras. Seguro que piden las galletas de moda o esos cereales en los que regalan juguetes.

Por otro lado, ir con tu pareja o compañero de piso puede ser positivo a la hora de hacer algo juntos, y que te recuerde algún producto que hayas podido olvidar.



9. Compra productos en oferta

Esto no significa que tengas que comprar algo sólo porque está en oferta, sino que aproveches los descuentos para elegir el producto que buscas.

Puede que no sea de tu marca preferida, pero estás tratando de ahorrar en la cesta de la compra. Aprovecha si encuentras ofertas de 3x2 en productos no perecederos.



10. Elige marcas blancas

Olvídate de eso de que las marcas más caras son mejores. Vale, puede que en ciertos productos sea así, pero hay marcas blancas de calidad pero con un precio más bajo que las conocidas. Dales una oportunidad y verás cómo consigues ahorrar en el súper.



11. Compra a granel

Hay supermercados en los que es posible comprar determinados productos como cereales o legumbres a granel. Suelen ser más baratos que los que ya vienen empaquetados.



12. Mira el precio por kg

Muchas veces el gran formato puede engañarnos, pensando que es más barato en relación peso/precio. Fíjate en el precio por kg y compara los productos.



13. Evita las tácticas de marketing

Cuando entres en el supermercado no mires para las cabeceras y, al salir, ni se te ocurra echar un vistazo a los productos colgados junto a la línea de cajas. Si lo haces, estás perdido. Acabarás comprando algo que en ese momento no necesitas.



14. Mira hacia abajo

Ten por seguro que los productos básicos y los más económicos nunca están colocados a la altura de nuestros ojos. Productos como el azúcar, la sal o la harina se encuentran en los estantes más bajos, mientras que otros como el chocolate o los snacks se exponen a la altura de los ojos.



15. Tarjetas de fidelización

Algunas permiten obtener descuentos inmediatos, otras acumulan puntos que pueden ser canjeados por vales descuento o regalos. Siempre que sean gratuitas debemos utilizarlas.



16. Cupones de descuento

Aprovecha esta buena estrategia para ahorrar en el súper.



17. Revisa el tique de compra en la tienda

Hay estudios que aseguran que hay errores el 15% de las veces. Ten cuidado porque si te das cuenta en casa, ya no podrás volver para pedir que te devuelvan el importe cobrado de más.



18. Guarda el tique

Nos será muy útil saber el precio de los productos que compramos habitualmente, y el dinero que nos gastamos a la semana y al mes.

Así, cuando veamos una oferta, sabremos si nos compensa o ese producto es más barato en nuestro supermercado habitual. También sabremos enseguida si algo ha subido de precio.



19. Utiliza las aplicaciones móviles

Como Carritus o Supertruper, que te ayudan a comparar precios de un mismo producto.



20. Fija un objetivo de ahorro

Es muy importante fijarnos una meta de ahorro mensual y anual, y pensar cómo vamos a invertir esos ahorros. 
 


También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados