Consejos para ahorrar batería en un Android

Ahorrar batería en un Android es sólo cuestión de poner un poco de cuidado en cómo tratamos el móvil. No es ningún secreto que el brillo y las aplicaciones consumen mucha energía.

Consejos para ahorrar batería en un Android
Verifica si tienes activado el modo ahorro de batería

Las redes sociales, los vídeos de YouTube, los chats de WhatsApp con los amigos, el “mamá/papá, déjame el móvil para jugar”, las fotos, las llamadas que se alargan, los correos de trabajo... Con la caña que le metemos al teléfono móvil, luego nos extrañamos de que la batería no nos dure ni un día.

Trucos para ahorrar batería en un Android


Si el otro día os dábamos una serie de consejos para ahorrar batería en el iPhone, hoy hablaremos sobre cómo ahorrar batería en un Android. Los consejos que os vamos a dar a continuación funcionan. Yo los sigo habitualmente y os aseguro que la batería puede llegar a durarme más de un día y medio usándolo continuamente.

¿Cómo lo consigo? Simplemente teniendo un poco de cuidado y haciendo caso de los consejos que leo o que me van dando.


1. Ajustar el brillo de la pantalla


Aunque no lo creamos, la configuración de la pantalla influye mucho en el gasto de batería. Y cuanto más grande sea y más resolución sea, más gastará. Por eso es recomendable seguir una serie de pautas a la hora de ahorrar batería en un Android:
 
  • Desactivar el brillo automático.
 
  • Ajustar el brillo de la pantalla a cada situación. Es verdad que con el sol si no lo tenemos a tope no vemos nada, pero cuando estemos en casa o en un lugar interior, debemos acordarnos de bajarlo. Sólo tenemos que deslizar hacia abajo la barra superior y podremos ajustar manualmente el nivel de brillo.
 
  • Si tienes una pantalla AMOLED, podrás ahorrar hasta 5 veces más batería si eliges un fondo de pantalla oscuro.

Además, trata de evitar los fondos de pantalla con animaciones y configura el tiempo de espera para que la pantalla se apague rápidamente cuando no usemos el terminal.



2. Cerrar aplicaciones en segundo plano


De vez en cuando debemos asegurarnos de que no tenemos ninguna aplicación que hayamos estado usando y que haya quedado en segundo plano. Sólo tenemos que presionar el botón de “home” y desplazarlas hacia afuera. Otra opción es entrar en “ajustes”, aplicaciones, seleccionar la pestaña “en ejecución” y detener las que no estemos usando.

Esto me lleva a otros dos consejos:
 
  • Limita los permisos de las aplicaciones.
 
  • Desinstala las aplicaciones que ya no utilices.
 

3. Deshabilitar las conexiones


Cuando no necesitemos usar el Bluetooth, el WiFi, el GPS o cualquier otra conexión, es mejor deshabilitarla. ¿Sabes la batería que gasta que nuestro móvil vaya buscando continuamente puntos WiFi? Si estás en la calle y tienes activados los datos, no lo necesitas. Y si estás en algún lugar donde no hay red, lo más conveniente es poner el modo avión. ¿O eres de los que va al cine y deja el teléfono en silencio? Otra forma muy simple de ahorrar batería en un Android.



4. Carga el móvil de la forma adecuada


Cuando se trata de la duración de la batería de un smartphone, hasta la forma en cómo lo cargamos influye. Evita:
  • Cargarlo con el ordenador.
 
  • Esperar a que la batería se descargue. Yo personalmente la cargo cuando estoy cerca del 30%.
 
Además, si vamos a dejar apagado el móvil varios días, es mejor dejarlo cargado hasta la mitad antes de guardarlo.



5. Usa el modo ahorro batería


Los móviles con Android 5.0 Lollipop disponen de la función de ahorro de batería. Úsala. Sólo hay que bajar la barra de notificaciones, acceder al menú de la batería y activar el modo de ahorro de batería.

 

6. Limitar las sincronizaciones


Si miras en tus ajustes, seguro que tienes varias aplicaciones sincronizándose en segundo plano. Deja sólo las que te interesen. Lo mismo puede aplicarse al correo electrónico. ¿De verdad necesitas que te entren las notificaciones nuevas cada 5 minutos?

 

7. Localiza lo que se come tu batería


Si aún teniendo todo el cuidado posible tu batería se descarga muy rápido, siempre puedes ver qué es lo que está provocando eso. En la pestaña de “uso de la batería” (dentro de Ajustes / Acerca del teléfono) deberías poder ver qué aplicaciones o procesos son los que consumen más batería.

 

8. Utiliza aplicaciones 


Si te fías más de la tecnología que de ti mismo, siempre puedes descargarte aplicaciones pensadas para ahorrar batería en un Android. Algunas de ellas son:
 
Por el contrario, se desaconseja utilizar los task killers, es decir, las aplicaciones que permiten cerrar de golpe todos los procesos. Liberan la RAM, es verdad, pero no es menos cierto que consumen muchísima batería.

Al margen de todos estos consejos, no olvides que mantener actualizado el sistema operativo también es un modo eficaz de ahorrar batería en un Android, al igual que lo es bloquear las llamadas entrantes indeseadas o elegir una funda adecuada.

¿Nada te funciona? Pues sólo puedo recomendarte que te hagas con una buena batería externa.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados