Consejos para ahorrar aprovechando el cambio de horario a primavera

El cambio horario trae consigo más horas de luz y la llegada del buen tiempo. ¿Quieres aprovechar estas alteraciones para ahorrar? A continuación te explicamos todos los detalles. ¡No te lo pierdas!

Consejos para ahorrar aprovechando el cambio de horario a primavera
Saca el mayor partido a las horas de luz

Según los cálculos realizados por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), se estima que el cambio de horario que realizamos la pasada semana supondrá el ahorro de unos 300 millones de euros en el consumo de energía eléctrica de los hogares españoles.

Son muchos los que no confían en que este cambio de horario pueda servir para ahorrar. Otros sin embargo, lo ven como una buena medida de ahorro eléctrico y energético que siempre se puede ver reflejado en el gasto de la economía familiar. Lo cierto es que el cambio de horario se viene realizando año tras año te guste o no, por lo que conviene adaptarse lo mejor posible a él y aprovecharlo para ahorrar.

Si quieres saber cómo ahorrar tras el cambio de horario y aprovecharte de todos los beneficios que aporta, como lo son la mejora de calidad de vida o la conservación del medio ambiente, a continuación te damos unos buenos consejos para que consigas ahorrar y disfrutar de la primavera tras el reciente cambio de horario. ¿Te lo vas a perder?

Consejos para ahorrar gracias al cambio de horario

Puede que el cambio horario haya traído a tu cuerpo algo de sueño o cansancio. No te preocupes, es algo normal. Pero si quieres beneficiarte del cambio de horario y ahorrar, toma nota y no te pierdas ninguno de los siguientes consejos.

Disfruta de los días

Está demostrado que al aumentar el número de horas de luz natural, las personas se sienten más felices, de mejor humor y con ganas de hacer más cosas. Puede que te cueste adaptarte un poco a este nuevo horario, pero merece la pena aprovechar las horas de luz, ya que de este modo se activan las defensas de tu cuerpo y el sistema nervioso se mantiene en forma para poder regular tu sueño.

Adapta tu casa a la mejora de las temperaturas

Como las horas de sol han aumentado y las temperaturas cada vez son más cálidas, ha llegado el momento de dejar de lado a la calefacción y aprovechar la luz natural y el calor que se cuela desde el exterior en nuestras casas. Por eso ahora conviene que abras las persianas y cortinas de tu hogar, dejando que la luz del sol caliente tu casa.

Utiliza la luz natural

Ahora que las horas de luz han aumentado, podrás aprovechar la luz solar y reducir el consumo de luz artificial, lo que se notará en tu próxima factura. Abre las persianas, puertas y cortinas de las diferentes habitaciones de tu casa y aprovecha al máximo la iluminación natural.

Reduce la temperatura del termostato

El calor cada vez está más presente, es por ello que el agua ya no llegará a tu casa tan fría como durante el invierno. Aprovecha el cambio y baja la temperatura de tu termostato de agua hasta los 43º.

Desenchufa aquellos aparatos que utilizas durante el invierno

Aparatos como calentadores y deshumidificadores solo se utilizan en invierno, por lo que ha llegado el momento de guardarlos. Del mismo modo, el uso de la secadora se va a ver también reducido, ya que con el aumento de las temperaturas y el mayor número de horas de sol, la ropa se secará sin problemas al aire libre.

Disfruta del aire libre

Gracias al aumento de las horas de sol y de las temperaturas, apetece mucho más salir de casa y disfrutar de actividades al aire libre. Aprovecha para pasear, quedar con los amigos o realizar el deporte que más te guste al aire libre. Piensa que siempre que estés realizando actividades exteriores no gastarás nada dentro de casa.

Utiliza transportes limpios

Ahora que ya no llueve y el frío está comenzando a desaparecer, es el momento de comenzar a ir a los sitios a pie o en bici. De este modo, no solo estarás ahorrando en combustible y transportes, también estarás llevando a cabo hábitos saludables de vida.

Come platos frios

Las ensaladas y los platos que necesitan menor elaboración ya pueden volver a formar parte de tu menú, ya que a partir de ahora, con el calor, se agradecen platos más fresquitos. Además, cuanto menos utilices los fogones, menor será tu gasto y por tanto ahorrarás más.

Tus lavadoras serán más productivas

Ahora que ya no tienes que lavar la ropa de invierno, la cual suele ocupar un gran espacio, tus lavadoras conseguirán lavar más cantidad de prendas en un solo lavado, por lo que tendrás que ponerla menos veces. Hecho que se traduce como un gran ahorro.

Recuerda ser eficiente

Para que tu ahorro se vea reflejado en tus facturas es importante que seas eficiente. Recuerda apagar aquellas luces que no estás utilizando, desconectar aquellos aparatos que no están en uso, cerrar el grifo cuando no se está utilizando o utilizar bombillas de bajo consumo. Todo ello te ayudará a reducir el consumo y como consecuente a ahorrar en tus facturas.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados