¿Cuánto podemos ahorrar al cambiar las ventanas en casa?

¿Sabías que es posible ahorrar al cambiar las ventanas de tu hogar? Las ventanas pueden suponer un ahorro de hasta el 20% en tu factura de luz o gas.

¿Cuánto podemos ahorrar al cambiar las ventanas en casa?
5 consejos para ahorrar dinero y energía gracias a tus ventanas

Ahorrar al cambiar las ventanas es posible optando por unas ventanas más eficientes que puedan optimizar el consumo de energía de tu hogar.

Más del 50% de las viviendas carecen de un adecuado aislamiento, lo que también implica grandes pérdidas de calor, energía y dinero. Y si además la vivienda está ubicada en una zona geográfica caracterizada por las bajas temperaturas, el gasto se multiplica.

Claro está que la falta de un buen aislamiento no solo envuelve a las ventanas, pues las paredes, los techos y los suelos también influyen notablemente en la pérdida de calor. Sin embargo, las ventanas son unos de los principales elementos de aislamiento acústico y térmico, y suponen un 25% de la energía de la vivienda.

Si quieres ahorrar al cambiar las ventanas de tu casa, conviene que tengas en cuenta una serie de factores, ya que la cantidad de ahorro dependerá en gran medida del acristalamiento, la calidad del vidrio, la carpintería o incluso del tipo de apertura.

 

5 consejos para ahorrar al cambiar las ventanas en casa


1. Acristalamiento

La calidad y el tipo de vidrio influyen notablemente en el ahorro energético al cambiar las ventanas. Ten en cuenta que no es lo mismo el doble vidrio que las dobles ventanas, ya que la primera opción suele ser más efectiva.

A la hora de instalar un vidrio doble también debemos tener en cuenta el factor solar y el espesor de la cámara de aire. Por ejemplo, cuanto mayor sea la cámara, mejor será el aislamiento. Lo ideal es que mida entre 16mm hasta 20mm.

 

2. Factor solar del vidrio

El factor solar del vidrio es lo que permite mayor o menor transmisión de radiación solar hacia el interior de la vivienda. Cuanto mayor sea el factor solar, mayor será el nivel de radiación solar.

Esto influirá notablemente en la cantidad de energía y calor natural que conseguimos aprovechar. Pero el factor solar del vidrio deberá ir en función de cada vivienda, su situación, orientación, clima, etc. Los valores indicados se sitúan entre 0,2 y 0,6.

 

3. Permeabilidad y transmitancia

La permeabilidad de la ventana ayuda a evitar las filtraciones de aire, esto tiene que ver con el sistema de apertura. La clasificación va de 0 a 4, siendo la clase 4 la que tiene mejor clasificación. Aunque todo depende de la zona climática donde se encuentra la vivienda, lo más recomendable son las ventanas de hojas batientes.

Por otro lado, la transmitancia térmica indica el flujo de energía que se intercambia con el exterior. Cuanto menos sea su valor, más eficiente será la ventana, por lo que las ventanas de madera o PVC resultan ser las mejores opciones.

 

4. Carpintería

Hay que tener en cuenta que el marco puede llegar a suponer hasta el 30% de la superficie total de la ventana, por lo que también será importante el material por el que optemos.

La carpintería de PVC o de aluminio son buenas opciones, ya que son resistentes a los cambios de temperatura. Sin embargo, la madera también resulta una buena elección, pues se trata de un potente aislante natural.

 

5. Etiqueta energética

Otro de los elementos a tener en cuenta si queremos ahorrar al cambiar las ventanas es la etiqueta energética, donde también se indica el tipo de ventana que se recomienda en cada zona climática.

En la etiqueta se refleja la marca y el modelo de la ventana y la calificación energética, con una escala de A a G para invierno y tres niveles de eficiencia en estrellas para la clasificación de verano.

 

Si estás pensando en renovar tus ventanas, debes saber que algunas Comunidades Autónomas ofrecen subvenciones. A través de la Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas (ASEFAVE) podrás consultar todos los requisitos de las ayudas vigentes.

Como ves, ahorrar al cambiar las ventanas de tu hogar es posible y no supone una inversión demasiado grande y además tiene retorno, ya que conseguirás un mejor aislamiento y reducirás el coste de tus facturas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados