Cómo enseñar a ahorrar agua para niños

Porque educar a nuestros hijos en el cuidado del medio ambiente es fundamental, te damos 8 consejos para enseñar a los niños a ahorrar agua de forma fácil.

Cómo enseñar a ahorrar agua para niños
Ahorra dinero y cuida del medio ambiente

Con estos sencillos consejos de ahorrar agua para niños, tus hijos aprenderán fácilmente la importancia medioambiental de no malgastar recursos tan preciados para la vida en nuestro planeta. 

Tienes que tener en cuenta que normalmente los niños repiten los modos de actuar de los adultos, de este modo, está en tu mano educarlos en la importante tarea de ahorrar agua.

La clave más importante está en crear una serie de hábitos diarios en casa. Juntos conseguiréis proteger el medio ambiente y reducir considerablemente tu factura de agua.

 

8 CONSEJOS PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS A AHORRAR AGUA



1. CIERRA EL GRIFO MIENTRAS TE LAVAS:

Esta es la regla principal que todos los padres enseñan a sus hijos. Ya sea mientras os lavéis los dientes, las manos o te afeites, debes enseñarles que no es necesario mantener siempre el grifo abierto. Solo con ese pequeño gesto, llegarás a ahorrar hasta 12 litros de agua por minuto.

 

2. ENSÉÑALES QUE EL INODORO NO ES CUBO DE BASURA:

Muchas personas tienen la manía de tirar al inodoro papeles, toallitas o pañuelos desechables. Pero si cada vez que tiras algo al inodoro tiras de la cadena, estás malgastando grandes cantidades de agua. Para evitarlo puedes colocar una pequeña papelera en el baño.


3. MÁS DUCHAS, MENOS BAÑOS:

Los niños están más habituados a tomar largos baños, pero conforme van creciendo conviene acostumbrarlos a ducharse, utilizando el agua que realmente necesitan. Esta es un buen método para que los niños ahorren agua, hablamos de un ahorro de cerca de 150 litros por cada baño. Y, recuerda, enséñales también a cerrar el grifo mientras se lavan y enjabonan el cuerpo. 


4. USA EL LAVAVAJILLAS:

 

En el caso de tengas lavavajillas, es preferible usarlo, ya que te permitirá ahorrar alrededor de 100 litros de agua. Pero no solo ahorrarás agua, sino también energía, puesto que, con respecto al lavado manual, el lavavajillas necesitará menos cantidad de agua caliente. Eso sí, en cada lavado conviene, al igual que la lavadora, que el lavavajillas esté siempre lleno.


5. COLOCA DIFUSORES EN LOS GRIFOS: 

 

Coloca filtros y difusores para controlar la cantidad de agua que dejas pasar. Otra opción son los aireadores, éstos mezclan el agua con aire, así conseguirás disminuir la cantidad de agua sin perder fuerza en el chorro.
 

6. ARREGLA LAS FUGAS RÁPIDAMENTE: 

 

Si tienes una avería, por muy pequeña que sea, si la tubería o el grifo gotea continuamente, la solución no es poner un cubo o un recipiente para no mojar el suelo, debes arreglar la fuga con urgencia. Recuerda que tienes que dar ejemplo a los más pequeños.
 

7. LLENA UN BOL PARA LAVAR LAS FRUTAS Y VERDURAS:

 
Si tienes que pasar por agua ciertos alimentos, es preferible que enseñes a tus hijos la costumbre de llenar un bol con agua, evitando así dejar el grifo abierto innecesariamente.
 

8. RIEGA TU JARDÍN SIEMPRE POR LA NOCHE:

 

Sobre todo en verano, las altas temperaturas que se mantienen durante el día hacen que parte del agua que utilizas para tus plantas se evapore. Para evitar este derroche conviene regar al anochecer o con la salida del sol. Aprovecha e implica a toda la familia en esta bonita y divertida actividad, esto te permitirá enseñar a los niños a ahorrar agua.

 

Recuerda que lo importante es ir creando y manteniendo estos hábitos. Otra forma de aumentar vuestra lista de trucos para que los niños aprendan a ahorrar agua, es motivarlos en la creación de nuevas ideas. Y tú, ¿tienes algún otro método para ahorrar agua?

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados