Acto de Conciliación, ¿qué es y cómo funciona?

Cuando existen problemas entre un empleado y la empresa, el Acto de Conciliación puede evitar iniciar un proceso judicial que ninguna parte quiere.

Acto de Conciliación, ¿qué es y cómo funciona?
No es obligatorio llegar a un acuerdo

Las relaciones entre los trabajadores y la empresa pueden sufrir altibajos a lo largo del vínculo profesional que los une. Hay situaciones incluso que se tensan tanto que para evitar llegar a los tribunales surge el llamado Acto de Conciliación.

Es de carácter obligatorio en aquellas reclamaciones que resultan más habituales como pueden ser la no conformidad con un despido o por petición de salarios debidos. El Acto de Conciliación sería el procedimiento indicado para evitar llegar a juicio.
 

¿Cuándo no es necesario un Acto de Conciliación?

Existen determinados temas que pueden reclamarse directamente sin necesidad de Acto de Conciliación. Ello es debido a que se trata de temas de elevada importancia respecto a los derechos del trabajador que deben ser protegidos como:

  • Mobilidad geográfica.
  • Vacaciones.
  • Modificación sustancial de las condiciones de trabajo.
  • Suspensión del contrato.
  • Reducción de jornada motivad por causas objetivas.
  • Conciliación de la vida laboral y familiar.
  • Defensa de los derechos fundamentales

 

Pasos para realizar el Acto de Conciliación

El empleado interesado en realizar el Acto de Conciliación debe solicitarlo ante el SMAC, el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, dependiente de la consejería de trabajo de las respectivas Comunidades Autónomas.
El plazo para solicitarlo es de veinte días hábiles en caso de despido. El mismo plazo que tiene la presentación de una demanda.

Si lo que se está reclamando son salarios o bien el reconocimiento de un derecho, habrá un año de plazo.

Cumplidos estos requisitos, con papeleta de conciliación el SMAC pondrá fecha y hora para que se reúnan trabajador y empresa para el Acto de Conciliación.

En dicho acto debe estar presente un funcionario del SMAC o un letrado conciliador, tienen que estar presentes tanto un representante de la empresa como el trabajador o su representante.
 

Resultado de los Actos de Conciliación

Los resultados que pueden producirse con la realización del Acto de Conciliación son:

Avenencia: se da cuando hay acuerdo entre trabajador y empresa.

Sin avenencia: no se ha llegado a un acuerdo. El trabajador puede dirigirse entonces al Juzgado de lo Social para presentar la demanda. Al presentar la papeleta de conciliación se interrumpió el plazo para hacerlo.

Intentado y sin efecto: La empresa no se ha presentado al acto. El acta indicará que la empresa no se presentó y que estaba debidamente citada.

No presentación del trabajador: la papeleta de conciliación será archivada. En caso de que aún quedase plazo para reclamar tendrá que comenzar de nuevo el proceso.

Cuando se llega a un acuerdo en el Acto de Conciliación habrá de ser cumplido, igual que si se tratase de una sentencia. Si no podrá reclamarse su cumplimiento ante el Juzgado de lo Social.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados