Aceite de almendras, ¿cuáles son sus beneficios?

¿Has probado el aceite de almendras? Cuando lo hagas, nunca más faltará en tu dieta… ni entre tus productos cosméticos. Descubre sus múltiples beneficios.

Aceite de almendras, ¿cuáles son sus beneficios?
Un producto con gran poder de hidratación

Los frutos secos son un alimento muy completo presente en todas las pirámides nutricionales. Contienen proteínas, hidratos de carbono, vitaminas A, E y numerosas del grupo B, y minerales (fósforo, magnesio, potasio, calcio…). Además se pueden consumir en cualquier momento del día y son fáciles de añadir a cualquier comida, como por ejemplo las ensaladas o los postres.

Las almendras son, junto a las nueces, los frutos secos con mejor reputación entre los consumidores. Sus propiedades no solo aportan beneficios para la salud, sino que además sirven como estupendos productos de belleza. Así ocurre con el aceite de almendras.

Este tipo de aceite vegetal tiene muchas utilidades, que se diferencian según la forma en la que lo consumimos: ingiriéndolo o aplicándolo directamente sobre la piel.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE ALMENDRAS

beneficios-aceite-almendras

No todos los aceites de almendras que puedes comprar en tiendas son aptos para utilizar por vía oral. Los que se conocen normalmente como aceites de almendras dulces sí que pueden ingerirse, y son perfectos para aquellas personas que sufren de estreñimiento.

Gracias a su efecto lubricante, el aceite de almendras dulces actúa como un laxante y ayuda a tratar los problemas de tránsito intestinal. Basta con tomar una pequeña cucharada diaria y en poco tiempo funcionará.

Como uso tópico, el aceite de almendras tiene bastantes más ventajas. Es un poderoso hidratante que mejora la salud de nuestra piel y cabello, y sus efectos se hacen notar rápidamente.

Si añades unas gotas de aceite a tu crema habitual, pronto verás tu piel menos inflamada y más sedosa. Aplícala dando un ligero masaje por la zona que quieras tratar, verás cómo te ahorras un montón de dinero en cremas caras que cumplen la misma función.

Además de aumentar la suavidad de la piel, el aceite de almendras ayuda a prevenir las estrías y reducir las ojeras. Para las estrías, puedes aplicar el aceite diluido en un poco de agua o directamente sobre la piel húmeda. La intensidad de las marcas se irá rebajando poco a poco. Para las ojeras, aplica sobre ellas unas gotas de aceite dando pequeños golpecitos sin llegar a frotar. Deja que actúe por la noche y la oscuridad bajo los ojos desaparecerá en varios días.

Como puedes comprobar, el aceite de almendras tiene muchos beneficios. Puedes comprarlo ya preparado o hacerlo en casa, ya que la receta es muy sencilla: pasa por la licuadora dos puñados de almendras sin tostar, añade 2-3 cucharadas de aceite de oliva, mezcla bien y deja reposar en un lugar seco un par de semanas. Cuando el aceite se haya separado de la pasta de almendras podrás utilizarlo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados