7 señales que indican que debes cambiar de trabajo

¿Quieres dejar tu empleo pero no sabes si es el momento adecuado para ello? Si estas pensando en cambiar de trabajo hoy te presentamos 7 señales clave que te ayudarán a tomar esta decisión.

7 señales que indican que debes cambiar de trabajo
¿No encuentras el momento de dejar tu trabajo?


Tomar decisiones nunca es fácil, pero cuando se trata de cambiar de trabajo la cosa se complica todavía más. Sin embargo, existen una serie de factores o señales que te pueden ayudar a tomar esa difícil decisión de una forma más sencilla. ¿Quieres saber cuáles son?

Cambiar de trabajo es una decisión que no se debe tomar a la ligera. Es necesario meditarlo bien antes de actuar y pensar de antemano todas las posibilidades que pueden derivar de la toma de dicha decisión.

Por eso, si te identificas con alguna de las 7 señales que te presentamos a continuación, posiblemente debas considerar seriamente la opción de cambiar de trabajo.

Descubre qué 7 señales son el factor detonante para cambiar de trabajo y pasa a la acción antes de que la situación te supere.
 

 

7 señales clave para cambiar de trabajo


Cambiar de trabajo

No te apasiona lo que haces

Si no disfrutas lo que haces, no lo hagas. Es vital que cambies de trabajo y busques algo que realmente te inspire y te motive cada día.
 

¿Te gustan tus compañeros de trabajo?

Llevarse bien con los compañeros de trabajo es clave para sentirse a gusto en tu trabajo.

Los rumores y chismes son totalmente tóxicos y afectan negativamente tanto a los trabajadores como a su rendimiento.

Un buen ambiente de trabajo es esencial para sentirse bien durante la jornada laboral. Si no lo tienes, deberías pensar en cambiar de trabajo.
 

No ves posibilidades de crecimiento dentro de la empresa

Si ya sabes que no vas a poder crecer dentro de la empresa en la que actualmente te encuentras ¿crees que vale la pena continuar en ella?.

Cuando tus posibilidades de aprender y avanzar se vean truncadas, será mejor que tu también cortes con tu trabajo.
 

Vives estresado

Si te sientes agobiado, ansioso, infeliz y estresado cada vez que cada domingo piensas que el lunes tienes que volver al trabajo, es momento de cambiar de trabajo.

De lo contrario tu vida personal también se verá afectada por dichos factores.
 


No encajas en la cultura de tu empresa

Si no te identifican los principios básicos de la empresa para la que trabajas, difícilmente vas a conseguir sentirte bien en el trabajo.

Al principio puede que estos principios no estén muy claros pero con el paso del tiempo, cuando los vayas conociendo y veas que no tienes nada en común con ellos, comenzarás a sentirte cada vez más incomodo dentro de tu trabajo.
 


Tu productividad ha disminuido

Cuando empieces a notar que ya no eres tan productivo como antes, comenzarás a sentir que te estás estancando, ya que realizas todos los procesos sin dudar y de memoria.

Sin embargo, te costará más concentrarte para cumplir con tus objetivos, debido a que la falta de pasión afectara a tu productividad.
 

Sientes que no se está reconociendo tu esfuerzo

Cuando sientas que en tu empresa no se te está dando el espacio suficiente para poder desarrollar tus habilidades, se infravalore tu trabajo o no confíen en ti para ofrecerte nuevos desafíos, habrá llegado el momento de hablarlo y valorar la opción de dejar el trabajo si la situación no mejora.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: