5 ventajas de tener un huerto en casa

¿Alguna vez te has planteado tener tu propio huerto en casa? Te contamos cuáles son los principales beneficios de cultivar tus propios alimentos, ¡prepárate para una vida saludable!

5 ventajas de tener un huerto en casa
Una forma saludable de cuidar el medio ambiente


Pocas cosas hay más gratificantes que cultivar tus propios alimentos en el jardín de casa. Con el paso del tiempo, cada vez más personas optan por probar opciones ecológicas y sostenibles de sustento, tanto en aspectos de nutrición como en ahorro de energía.

Si tienes la suerte de vivir en una vivienda con algo de espacio, presta mucha atención.

Cuidar de tu propia huerta en el jardín podrá cambiar tu vida, y a cambio solo tendrás que mantener las plantas y los frutos saludables, dedicando un poquito de tiempo al día.

Para hacer frente a los productos procesados y con químicos o conservantes, te lo vamos a poner muy fácil enumerando los múltiples beneficios que conlleva tener un huerto en casa.


5 beneficios de tener tu propio huerto en casa


Beneficios de tener un huerto en casa

1. Reduce el impacto medioambiental

Por un lado, los cultivos caseros permiten el uso de abonos ecológicos o fertilizantes mucho menos nocivos que los que se usan en las plantaciones, reduciendo el impacto de los químicos en el agua y el terreno.

Además, al tratarse de nuestros propios alimentos serían considerados de kilómetro 0, sin la necesidad del uso de transportes en su distribución.



2. Es beneficioso para la salud

Tus propios alimentos no dan lugar a ninguna duda con respecto a su procedencia, generando confianza en su consumo, y produciendo un alimento libre de pesticidas y que conserva todo el frescor.

Se notará en la calidad de las recetas y en el sabor natural que tendrán las legumbres y vegetales cultivados de forma casera.



3. Tiene un carácter educacional

Para poder cultivar, es necesario aprender un proceso natural, que llevan haciendo nuestros antepasados desde hace miles de años.

De este modo volvemos a conectar con la tierra y con todos los aspectos relativos al ecosistema donde vivimos, siendo una oportunidad estupenda para realizar una actividad con los más pequeños.



4. Creación de áreas verdes en la ciudad

Si decides tener un huerto en casa, y vives dentro de zonas urbanas, estarás contribuyendo a expandir las zonas verdes de tu ciudad. Con la expansión de los edificios, aparcamientos y complejos urbanísticos, cada vez se hace más necesaria la integración de zonas verdes ya no solo estéticamente, sino por nuestra propia salud.



5. El contacto con el aire libre reduce el estrés

Entre el trabajo y los asuntos personales y familiares, se hace cada vez más necesario encontrar un entorno adecuado para desconectar del estrés.

Tener una huerta en casa es una de las mejores terapias para pasar un rato agradable al aire libre y sin prisas, contribuyendo además al bienestar nuestro y de los demás.

Con todas estas ventajas, la idea de tener un huerto en casa no parece en absoluto disparatada, y además conseguirás ahorrar el dinero de gran parte de la compra.

Por si fuera poco, los beneficios relacionados con la salud que un producto fresco puede aportar, dejan poco lugar a las dudas. Si tienes espacio no lo pienses más y apuesta por un cultivo ecológico, ¡disfruta con el sabor de tu propio trabajo!
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados