5 recetas de comida japonesa fáciles

¿Quieres introducirte en la cocina oriental? Comienza con estas deliciosas recetas de comida japonesa, platos muy sencillos y fáciles de preparar.

5 recetas de comida japonesa fáciles
Recetas imprescindibles y ninguna de ellas es sushi

La comida japonesa se está volviendo cada vez más popular en occidente, y es que esta gastronomía está repleta de platos peculiares, variados, deliciosos y saludables.

Cada región de Japón tiene sus especialidades, muchas de ellas están elaboradas con productos locales. Sin embargo, lejos de lo que puedas pensar, existen muchos platos que no necesitan una gran cantidad de ingredientes inusuales y que no son tan complicados de preparar.

Para demostrarlo, hoy te traemos una selección con 5 sencillas recetas de comida japonesa con las que seguro triunfarás en la próxima cena que organices.
 

5 sencillas recetas de comida nipona para disfrutar


1. Gyoza

Comenzamos con un clásico de la comida japonesa, las gyoza, unas deliciosas empanadillas japonesas ideales para un pequeño aperitivo.


Ingredientes:

  • Masa para gyoza (20 pieza apróx.)
  • 250g de carne de cerdo picada
  • 1 diente de ajo
  • 80g de col hervida
  • 2 cucharas de cebolleta
  • 1 cucharadas de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo


Modo de preparación:

Mezclar en un bol la carne de cerdo picada, el ajo, el jengibre, la sal, el azúcar, la salsa de soja, el aceite de sésamo. Añadir la cebolleta y la col china bien picadas, mezclar y reservar en el frigorífico durante 20 minutos.

Rellenar cada empanadilla de masa para gyoza con una cucharadita de relleno y cerrarla, doblando la masa por la mitad y presionando bien los pliegues para que no se abran.

Añadir el aceite de oliva en una sartén y, cuando este bien caliente, freír las gyozas hasta que la base quede doradita.

Añadir otro chorrito de aceite de sésamo y ¼ taza de agua para cubrir bien el fondo. Tapar la sartén y dejar cocinar a fuego lento.

Servir las gyozas acompañadas con salsa de soja. 
 


2. Sopa de miso 

La sopa de miso es otro clásico de la comida japonesa, además muy, muy fácil de preparar. Existen miles de variaciones de esta sopa, aunque la receta original se elabora con tofu, alga wakame y cebolleta.


Ingredientes:

  • 1/2 paquete de tofu
  • 20g de alga wakame
  • 2 cuencos de caldo dashi
  • 2 cucharadas de miso blanco
  • 1 cebolleta


Modo de preparación:

Preparar el caldo dashi, éste puede comprarse en polvos instantáneos.

Hidratar el alga wakame dejándola a remojo unos minutos, y mientras cortar el tofu en cubitos.

Calentar el caldo dashi a fuego medio hasta que esté a punto de llegar a ebullición, y reservar.

Colocar un poco de caldo dashi en un cuenco y añadir la pasta de miso poco a poco, mezclándola bien para disolverla. Añadir la mezcla al resto del caldo dashi e incorporar el tofu y el alga wakame.

Servir en cuencos individuales bien caliente y añadir un poco de cebolleta cortada.
 


3. Tori no karaage

Se trata de un plato de pollo frito marinado, muy común en las fiestas populares japonesas. También se puede comer como aperitivo o acompañado con una rica ensalada.


Ingredientes:

  • 2 contramuslos de pollo deshuesado con piel
  • Harina o almidón katakuriko
  • Sal y pimienta
  • 4 cucharadas de sake
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1 bolsa hermética para congelar



Modo de preparación:

Cortar el pollo en trocitos individuales, manteniendo la piel para darle un toque crujiente, y salpimentar al gusto.

Mezclar en un cuenco la salsa de soja, el sake, el jengibre y el ajo picado.

Introducir los trocitos de pollo en una bolsa de cierre hermético y verter también la mezcla del cuenco. Cerrar la bolsa y remover bien para marinar el pollo. Reservar en el frigorífico como mínimo 30 minutos, aunque lo ideal son 24 horas.

Retirar la bolsa del frigorífico y escurrir el líquido sobrante.

Pasar el pollo por la harina o el almidón katakuriko, y freír en una sartén con abundante aceite caliente hasta dorarlo bien.

Servir caliente, acompañado de una ensalada.
 


4. Yakitori

Una deliciosa brocheta de pollo muy popular en la comida japonesa, aunque si lo prefieres puedes añadir cualquier otro tipo de carne. A este plato también se le denomina kushiyaki.


Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolleta
  • 2 cucharadas de sake
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 3 cucharadas de mirin
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pinchos de madera



Modo de preparación:

Cortar la cebolleta y las pechugas en taquitos, e ir colocando en los pinchos de madera pasados previamente por agua.

Preparar la salsa teriyaki, para ello es necesario mezclar el sake, la soja, el mirin y el azúcar.

Untar las brochetas con la salsa y colocarlas en una bandeja apta para el horno. Tapar la bandeja con papel de plata y meter al horno.

Untar las brochetas varias veces, durante la cocción, y darles las vuelta para que se hagan bien por todos los lados.

Servir las brochetas acompañadas de vegetales o ensalada.
 


5. Onigiri

Acabamos nuestra selección de recetas con otro clásico de la comida japonesa, los onigiri. Se trata de unas bolas de arroz rellenas con una amplia variedad de ingredientes, una versión japonesa de los sándwiches o bocadillos occidentales.


Ingredientes:

  • 2 vasos de 200 ml de arroz blanco japonés (esta medida depende de la cantidad de onigiris que quieras preparar)
  • 450 ml de agua
  • Láminas de alga nori cortadas en tiras
  • Atún
  • Mayonesa
  • Copos de bonito seco
  • Salsa de soja
  • Sal y sésamo blanco


Modo de preparación:

Colocar el arroz en un bol y lavar bien con agua hasta que ésta salga clara, para quitar así el almidón, dejar reposar durante 30 minutos. Cocer el arroz y reservar.

Preparar el relleno del onigiri, para ello es necesario mezclar el atún con mayonesa y los copos de bonito seco con salsa de soja.

Dar forma a los onigiri, para ello es necesario humedecer las manos con agua y espolvorearlas con sal y sésamo, coger un poco de arroz y comenzar a darle forma hasta que quede compacto. 

Hacer un agujero en medio del onigiri, colocar el relleno y tapar con más arroz.

Cubrir medio onigiri con tiras de alga nori y servir.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados