5 Ideas para organizar bodas vintage

¡Consigue la boda de tus sueños! Te presentamos las mejores ideas para organizar bodas vintage y disfrutar de un ambiente mágico y romántico en este día tan especial.

5 Ideas para organizar bodas vintage
Es importante cuidar todos los destalles, desde el vestido y la decoración, hasta las invitaciones

Las bodas vintage son tendencia, y cada vez son más los que se decantan por esta opción, buscando alejarse de las opciones más formales y tradicionales a la hora de organizar el día de su boda.

Las bodas con toques vintage abarcan muchas temáticas y estilos, imagina una boda victoriana, pasando por una boda al más puro estilo años 30, o hasta una boda inspirada en la estética de la década del 60.

Si buscas algo diferente para tu día especial, quieres sumarte a esta tendencia y tener una boda de ensueño, toma nota de nuestras 5 propuestas para organizar bodas vintage. 

 

5 IDEAS PARA ORGANIZAR BODAS VINTAGE


 

1. Busca una localización al aire libre

Sea cual sea la época en la que te inspires para organizar una boda vintage, la mejor opción para este tipo de eventos es elegir un espacio al aire libre, tanto para la celebración de la boda como para el banquete.

Alquilar una casa rural o un caserío en un pueblecito con encanto es una de las mejores opciones, pero si tienes un presupuesto más ajustado puedes realizar la boda en un jardín o en la finca de algún familiar.

Lo ideal es que dividas el espacio en tres zonas, una donde se celebre la boda, otra para el banquete y otra para la zona de baile, donde también puedes instalar una barra libre o una mesa con cócteles.
 

2. Los tonos pasteles deben estar incluidos en tu paleta de colores

Para la decoración de la boda podéis optar por las paletas de color que más os gusten, pero lo ideal para un auténtica decoración vintage es utilizar tonos pasteles. A partir de ahí, la elección ya depende de cada uno, puedes escoger entre gamas de azules, violetas, rosas, verdes, naranjas, amarillos, etc.

Los tonos pasteles además de dar un aire de romanticismo y magia a tu boda, ayudarán a recrear un ambiente fresco a la vez que antiguo.
 

3. Las flores silvestres y las velas blancas no pueden faltar en tu decoración

La decoración del espacio es lo más importante a la hora de organizar bodas vintage, la iluminación y el mobiliario juegan un papel fundamental.

Para la iluminación puedes utilizar candelabros antiguos, o simplemente velas blancas colocadas en unos bonitos farolillos alrededor de las mesas y el resto de rincones del jardín, también puedes colgarlos entre los arboles.

El mobiliario debe tener un toque vintage, así que, dependiendo de la época en que te quieras inspirar, recolecta muebles y accesorios antiguos, puedes pasarte por un anticuario. Piensa en muebles de madera, sofás de terciopelo, conjuntos de vajilla antigua, mantelería de encaje, etc. En definitiva, deja a tu imaginación volar, y crea una combinación original y romántica.

Recuerda que las flores también son fundamentales en la decoración de una boda, para darle ese toque vintage utiliza flores silvestres, desde rosas o margaritas hasta helechos, eucaliptos o hiedra.
 

4. Rescata un viejo vestido de novia o hazte con uno nuevo sin perder el estilo

Son muchas las marcas que se inspiran en el estilo bohemio, retro y vintange para confeccionar sus trajes, por lo que no te será fácil encontrar un vestido de novia nuevo que siga en esa línea.

Piensa en algo sencillo, color tiza o marfil, con encajes o decoración floral. Inspírate en internet, en diversas revistas y blogs encontrarás numerosas propuestas dentro del estilo vintage.

Eso sí, ña opción más económica para un vestido de boda vintage es rescatar un vestido usado y viejo de algún familiar. Otra alternativa en acudir a una tienda de segunda mano, muchas veces estos establecimientos se dedican a restaurar viejos vestidos de novia.
 

5. Dale también un toque vintage a tus invitaciones

No te olvides de diseñar unas bonitas invitaciones de boda. Dales un toque antiguo, con colores tierra, una bonita tipografía, y algún motivo decorativo clásico o floral.

El diseño del menú y las indicaciones del banquete también puede ir en la misma línea gráfica. Otra opción es utilizar unas pizarras para colocar las diferentes indicaciones.


Recuerda que lo más importante es dejar a tu imaginación volar, ser creativos, y combinar diferentes elementos dentro del estilo elegido. Recuerda que el secreto está en los pequeños detalles.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados