5 ideas de decoración vintage para tu baño

¿Quieres darle a tu baño un estilo diferente y auténtico? La decoración vintage es una alternativa perfecta y muy económica. Te contamos las claves para conseguirlo.

5 ideas de decoración vintage para tu baño
Dale a tu baño un toque más personal por muy poco

La decoración vintage se ha convertido en una tendencia que cada vez cuenta con más adeptos y que ha invadido por completo la decoración del hogar, ya que nos sirve para decorar cualquier estancia de la casa, incluido el baño.

El estilo vintage consiste en recuperar distintos objetos y elementos del pasado adaptándolos a los tiempos modernos. También es muy común combinar la decoración vintage con otros estilos distintos, como la decoración clásica, retro, rústica, boho o incluso industrial.

Al tratarse de un estilo tan amplio, antes de ponernos a decorar nuestro baño, conviene saber qué es exactamente lo que buscamos y en qué medida queremos transformar el espacio.

A continuación te dejamos algunas sencillas ideas que te ayudarán a escoger los objetos y elementos más adecuados, consiguiendo una atractiva decoración vintage sin gastar demasiado presupuesto.


5 ideas fáciles y económicas para decorar tu baño al estilo vintage


1. Opta por los tonos suaves

Para decorar tu baño vintage lo ideal es combinar pintura y azulejos, así que ponte manos a la obra y pinta las paredes de tu baño.

Elige una gama de colores suaves, los pasteles suelen ser una buena alternativa, por ejemplo, los tonos aguamarina o los colores tierra quedan muy bien. Piensa que estos tonos ayudan a crear un ambiente más íntimo, agradable y acogedor.

Otra opción es dar a las paredes un efecto degastado, hay varias técnicas para conseguir este efecto. Aquí os dejamos un videotutorial de la mano de Papelismo con una técnica bastante sencilla.



2. Crea una iluminación suave

En la decoración vintage la iluminación es fundamental y para ayudar a crear en nuestro baño un ambiente más íntimo, cálido y relajante, lo ideal es crear una iluminación suave y difuminada.

Si tienes mucha luz natural, puedes colocar unas cortinas de telas ligeras para que la luz del baño sea más suave y sutil. Si por el contrario tienes pocas ventanas, o éstas son muy pequeñas, es mejor no añadir ningún elemento y dejar que entre la luz directamente.

Por supuesto, conviene colocar distintos puntos de luz artificial. Las lámparas de araña son muy comunes en los baños vintage, aunque también puedes optar por unos apliques de hierro forjado, latón o cobre. En IKEA puedes encontrar opciones muy económicas.



3. Apuesta por los materiales madera

La madera es un material imprescindible que debe estar presente en un baño vintage. Puedes utilizar muebles de nogal, caoba o cerezo, y combinarlos con piezas de mármol o cerámica blanca.

No es necesario ponerte a hacer unas grandes reformas en el baño, simplemente combinando distintos accesorios conseguirás un resultado más atractivo.

Una opción económica es cambiar las grifos y las bocas de las cañerías. Opta por piezas de bronce, latón o hierro con formas más orgánicas y redondeadas. En Leroy Merlin puedes encontrar opción económicas como esta.



4. Recupera muebles antiguos

Lo bueno de la decoración vintage es que podemos reciclar muebles y accesorios viejos, seguro que tienes algunas piezas que ya no utilizas almacenados en el trastero.

Los muebles altos y estrechos ayudan a lograr un toque más clásico y romántico. Pero recuerda que para darle un aspecto algo más sofisticado puedes restaurar las piezas que estén en peor estado.

Puedes pintar los muebles con tonos claros, los blancos y los marrones son los colores predominantes. Aunque otra buena opción es envejecer los muebles de manera artificial. ¿Has oído hablar de la técnica del craquelado?



5. Opta por detalles que aporten color

Recuerda que también hay que aportar un toque de color a nuestro baño vintage, así que aprovecha los distintos elementos para darle un poco de contraste y jugar con los colores.

Opta por azulejos con algún motivo floral, pon velas, frascos, jarrones con flores, cuadros o carteles de madera con un toque retro. Puedes incluso colocar un sillón o una butaca en una esquina.

Los espejos también pueden ser un elemento muy útil para reflejar la luz y dar mayor sensación de amplitud. Los espejos rendondos o los cuadrados apoyados en el suelo y la pared quedan geniales. A través de este enlace podrás encontrar numerosas ideas.

Recuerda que puedes buscar inspiración en las revistas y libros de decoración para saber cómo quieres combinar los distintos elementos, puede que simplemente con añadir algunos detalles decorativos obtengas el resultado ideal para tu baño vintage.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Artículos Recomendados

Artículos relacionados