5 guarniciones ideales para los huevos fritos

Los huevos fritos son un plato indispensable en cualquier casa, sencillos, sabrosos y además permiten múltiples posibilidades de acompañamiento. 

5 guarniciones ideales para los huevos fritos
No sólo comemos con el estómago, sino también con la vista



El que nunca haya disfrutado mojando pan en la yema de un huevo frito que tire la primera Mahou. Sin duda se trata de uno de los más sencillos, a la par que agradecidos, placeres gastronómicos.

Dicen que en lo sencillo está la grandeza… Pero dejando aparte meditaciones filosóficas, los huevos fritos son un clásico de la cocina patria. E

n muchos casos, el olor y visión en el plato, con la yema un poco cuajada y los bordes de la clara un pelín churruscados, nos retrotraen a la infancia. A comidas o cenas en las que tirábamos de pan como si no hubiese un mañana.

Aunque hayan pasado los años y tachemos unos cuantos lustros en el calendario, los huevos fritos nos acompañan en nuestro día a día.

Sea porque constituyen una tradición, sea porque no nos queda otra cosa en la nevera e improvisamos con ellos, añadiéndoles alguna guarnición de acompañamiento. Éstas pueden ser de lo más variado, por lo que a continuación indicaremos algunas ideas.

 

5 acompañamientos ideales para los huevos fritos


1.Huevos fritos con chorizo, patatas y pimientos

Un clásico básico. Uno de los mayores placeres gastronómicos que jamás vieron los siglos. Tres o cuatro trozos grandes de chorizo frito, pimientos y patatas.

Para algunos puede resultar demasiado grasiento, no digo que no, pero la felicidad se basa en pequeños momentos, y sin duda, zamparse un plato como éste sería uno de ellos. 



2. Huevos fritos con puerro

Un toque original. Una vez lavado y picado el puerro, se pocha en una sartén diez minutos y con poco aceite. Se le añade vino tinto y lo dejamos reducir unos minutos. Le añadimos sal y reservamos.

Por último le echamos un poco de vinagre y los dejamos enfriar. Luego los presentamos junto al huevo frito. Muy sabroso.
 


3. Huevos fritos con pisto

El pisto lo elaboramos con el sofrito en una cazuela con aceite, echándole cebolla, pimientos, berenjenas y calabacines cortados en trozos. A continuación echamos tomates pelados y antes de que esté todo bien cocido, se le añade sal. Presentamos junto al huevo frito. Riquísimo.
 


4. Huevos fritos con migas de jamón ibérico y espárragos verdes

Otro sabroso manjar que no debe faltar en ninguna casa. Las migas se hacen a la manera tradicional, con pan del día anterior. Las elaboramos con jamón ibérico y espárragos verdes, a los cuales quitaremos la parte dura del extremo inferior y reservamos.

Al final queda un plato fantástico, con migas crujientes junto al resto de ingredientes. 
 


5. Macarrones picantes encebollados con huevos fritos

Lo curioso de este plato son los macarrones, que son elaborados de manera artesana con sémolas ecológicas, huevos ecológicos y agua mineral, mezclados con guindilla.

Cocemos esta pasta en abundante agua con sal, entre dos y tres minutos. Pelamos cebolla y la cortamos en juliana. La freímos a fuego lento hasta que esté blanda.

La rociamos con aroma de trufa y la mezclamos a continuación con los macarrones. Colocamos sobre los macarrones los huevos fritos. Sorprenderéis a los comensales.  
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados