5 formas de salir de una lista de morosos

Una vez saldada la deuda debemos enviar el justificante de pago (con el número de referencia), junto con una copia del DNI, a la lista de morosos en la que estemos registrados.

5 formas de salir de una lista de morosos
Pagar la deuda para salir de la lista de morosos
  • La deuda prescribe a los 6 años en el ASNEF y a los 30 meses en el RAI

Incurrir en la más mínima deuda nos puede llevar a ellas. Pero la facilidad para entrar en una lista de morosos contrasta con el tedioso proceso que hay que seguir cuando queremos salir. Lo malo es que es una circunstancia que no podemos obviar, ya que de ello dependerá que podamos o no conseguir financiación.

Cuando pedimos un préstamos, realizamos una compra a plazos, solicitamos una tarjeta de crédito, contratamos una línea de móvil o alquilamos un piso lo primero que van a hacer bancos y empresas es mirar en una lista de morosos

¿Se ajusta a la ley el registro en la lista de morosos?


En estos ficheros quedan reflejadas todas las deudas de las personas físicas y jurídicas. Y aunque se trate de un error también debemos demostrarlo. Por eso, una vez dentro, salir de una lista de morosos debe convertirse en una prioridad.  ¿Cómo lo conseguimos? Tenemos 5 opciones:

1. Demostrar que la inclusión ha sido por error. En caso de que ya hayamos pagado la deuda y sigamos dentro, justificarlo.

2. Alegar que el registro se ha hecho pero no se ha ajustado a lo que marca la ley:

La deuda impagada no ha vencido o no se ha justificado debidamente.
El acreedor no le ha notificado al deudor la existencia de la deuda.
Aún no han pasado 4 meses desde el primer impago.
La inclusión en la lista de morosos no se ha notificado en el plazo de 30 días requerido.

Pagar la deuda para salir de la lista de morosos


3. Pagar la deuda. Si el registro ha sido justificado, no nos quedará más remedio que hacerlo. Para realizar el abono correctamente tenemos que seguir lo siguientes pasos:

Solicitar la información referente a la deuda para comprobar el importe de la deuda.
Comprobar que los datos estén correctos y aparezcan tanto el nombre del acreedor como la cantidad a pagar, intereses incluidos.
Realizar una transferencia al número de cuenta del acreedor. 
Enviar el justificante de pago (con el número de referencia), junto con una copia del DNI, a la lista de morosos en la que estemos registrados. 
Esperar 20 días y comprobar que nuestros datos ya hayan sido borrados. 

4. Esperar a que la deuda prescriba. Por ejemplo, en el ASNEF tienen que pasar 6 años, pero en el RAI no se pueden superar los 30 meses.

5. Realizar la solicitud online para salir de la lista de morosos. 

También podemos acudir a empresas especializadas en limpiar nuestro nombre, pero entonces ya tenemos que pensar en un coste añadido.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados