5 consejos para que el principio del año sea más llevadero

Para superar la cuesta de enero se recomienda pagar en efectivo, evitar los gastos innecesarios, comer productos de temporada o utilizar el transporte público.

5 consejos para que el principio del año sea más llevadero
¿Has leído los consejos para ahorrar en Navidad?

Si no nos ha tocado la lotería de Navidad y prevemos que la de El Niño no nos va a dar una alegría, lo más probable es que enero se nos haga un poco cuesta arriba. Toca volver a la rutina, echar cuentas y apretarse el cinturón para compensar los gastos de Navidad. La cuesta de enero (para muchos será una montaña) se nos echa encima, y debemos empezar a superarla.

La parte buena es que todo parece indicar que de momento la luz no va a subir y que la gasolina seguirá siendo un poco más barata que de costumbre. De todas formas no debemos confiarnos, así que es mejor prevenir y tener cuidado con las luces en casa. Tampoco estaría de más que este mes intentásemos utilizar el transporte público, que siempre saldrá más barato que coger el coche todos los días. 

Restringe los gastos en la cuesta de enero

Aparte de estas medidas de ahorro, podemos seguir los típicos consejos de los expertos para superar la cuesta de enero:

1. Pagar en efectivo

La tarjeta de crédito está que echa humo. Así que durante este mes es mejor dejarla enfriar. Si seguimos sumando gastos, cuando nos llegue el recibo nos dará un susto tremendo. Y puede que no podamos asumir la deuda, así que nos tocará pagar comisiones de demora que nos endeudarán aún más.

2. Las rebajas, en su justa medida

Si en las rebajas de verano se recomienda no comprar cosas sólo porque están baratas, en estas sí que debemos restringir las compras a lo estrictamente necesario. Antes de comprar un tercer par de botas negras debemos preguntarnos si realmente las necesitamos.

3. Gastar menos en comida

Que no quiere decir comer menos. Todos sabemos que hay platos que dan más de sí y que cuestan menos dinero. Por ejemplo, las legumbres. También podemos comprar productos de temporada, que son más económicos, y evitar los platos preparados. 

4. Reducir gastos superfluos

Si durante la Navidad hemos gastado más de lo que podemos permitirnos, enero no es el mejor mes para irnos de viaje o salir a cenar al restaurante de moda. El apartado “otros gastos” que todos tenemos incluido en nuestro presupuesto mensual, puede que este mes mejor que no aparezca. Venga, que sólo son cuatro semanas. Ya nos lo compensaremos en febrero.

5. Leerte los consejos para ahorrar en Navidad

Durante todo el mes de diciembre han salido publicados cientos de artículos (sí, también aquí) con recomendaciones para ahorrar en la compras de Navidad o con trucos para gastar menos en los regalos de Reyes. Si los hubiésemos seguido, a lo mejor la cuesta de enero este año sería un poco menos empinada. Pero como ya es tarde, debemos recordar este consejo para las póximas fiestas navideñas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados