5 claves para hacer una donación en vida de dinero

¿Estás pensando en realizar una donación en vida de dinero? Conoce aquí todo lo que necesitas saber, cómo tributa y cuáles son las diferencias con otros tipos de donaciones.

5 claves para hacer una donación en vida de dinero
El gravamen varía en función de cada Comunidad Autónoma


Una donación en vida de dinero puede ser una buena solución para ayudar a un familiar que se encuentra en una mala situación económica o simplemente para ayudar a una organización o asociación solidaria.

Ante todo es importante tener claro que una donación no está exenta de impuestos, tanto donante como donatario tienen obligaciones fiscales, y éste último será responsable de abonar el denominado Impuesto de Donaciones.

Además, también hay que tener en cuenta que existen una serie de restricciones impuestas en el Código Civil.

De este modo, si vas a realizar una donación en vida de dinero, y no conoces bien la normativa, es normal que surjan dudas, así que para ayudarte, a continuación te damos algunas claves que te ayudarán a entender mejor cómo funcionan este tipo de concesiones.
 

5 claves para realizar una donación en vida de dinero


1. Hay que tener en cuenta dónde reside tanto el donante como el donatario

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones está cedido a las Comunidades Autónomas, éstas se encargan de aprobar sus reducciones y bonificaciones, por lo que según la región la operación puede salirnos más barata o bastante más cara.

En este momento existe una escala a nivel nacional que marca un tipo impositivo, sin embargo, ésta oscila entre el 7% y el 34%, dependiendo del importe de la donación.

También es conveniente saber que, en el caso de las donaciones de dinero, el impuesto se paga en la comunidad en la que resida el donatario.



2. No existe un mínimo legal de dinero

En el caso de las donaciones en vida de dinero en efectivo no existen ningún mínimo legal a partir del cual se considere o no una donación. Es decir, que cualquier transmisión monetaria está sujeta a impuestos.

Eso sí, no es lo mismo donar 50€ que 5.000€, además en el caso de que la donación no genere plusvalía, el donante no tendrá que declararla.

También es importante que tener en cuenta que los bancos están obligados por ley a comunicar a Hacienda cualquier pago o ingreso en efectivo a partir de los 3.000€.

Lo ideal para evitar posibles conflictos con Hacienda es declarar la donación a través de un documento público ante notario, concretando también el origen de los fondos.



3. Hay un plazo máximo para liquidar el impuesto

Los donatarios tienen un periodo de 30 días hábiles, desde la transmisión, para liquidar el impuesto de donaciones en la Consejería de Hacienda o Economía correspondiente a su comunidad.

Eso sí, a pesar de liquidar el impuesto en dicha fecha, es obligatorio reflejarlo también en la declaración de la renta, del mismo modo que debe hacer el donante.



4. Hay que tener en cuenta los límites legales relativos a las herencias

En el caso de que estés pensando en adelantar parte de la herencia a través de una donación en vida de dinero, ya sea para ayudar a un familiar en apuros económicos o para disminuir los gastos derivados de los impuestos, debes tener en cuenta que es obligatorio respetar el tercio de la parte legítima que está reservada a los herederos forzosos.

Además, no está permitido donar ni recibir más de lo que correspondería por derecho legítimo en el testamento. Para más información puedes acceder a este enlace.



5. Algunas donaciones tienen beneficios fiscales

Una buena noticia para los donantes más solidarios es que, a partir del próximo año, los contribuyentes que donen dinero a entidades sin ánimo de lucro podrán deducir hasta el 75% en su declaración IRPF.

A través de este enlace encontrarás más información sobre los beneficios fiscales de las donaciones tras la última reforma fiscal.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados