3 recetas con Gin Tonic para sorprender: ¡pruébalas!

Las recetas con Gin Tonic se han puesto de moda y constituyen una opción vanguardista que alegra y actualiza composiciones tradicionales.

3 recetas con Gin Tonic para sorprender: ¡pruébalas!
España es el tercer país del mundo en su consumo, tras Filipinas y EE.UU.

Las modas consiguen que olvidemos rápidamente lo que hasta ese momento se consideraba como habitual. En estos tiempos del triunfo del Gin Tonic, ya casi nadie recuerda que hasta hace nada la gente tomaba JB con coca-cola, quien por cierto había jubilado al viejo DYC cola, considerado hoy en día como un whisky cañero y para tiesos, pero que todo hijo de vecino ha consumido durante muchos años tan ricamente. Pero ahora es tiempo de Gin Tonic. Y para no ser menos, hablaremos de varias recetas con GinTonic de lo más modernas.

Como anécdota, antes de explicar las recetas, hay que decir que el origen del Gin Tonic se lo debemos a los soldados ingleses que servían en la India. En 1783 un tal Johann Jacob Schweppe inventó el agua con gas, al introducir burbujitas de dióxido de carbono en el agua embotellada.

Años más tarde, esta compañía añadió quinina en el agua carbonatada, creando así la tónica, ideal para combatir el paludismo. Y ahí es cuando entran los soldados de la Pérfida Albión.

Consumían esta bebida para luchar contra la malaria, aunque su sabor no les decía nada. Cansados de aquel bebercio que no aportada nada, les dio por alegrar la pócima con un chorreoncito de ginebra y lo decoraron con una rodaja de limón. La cosa cambió. Las guardias se hicieron más llevaderas y el nuevo combinado comenzó su imparable trayectoria. 
 


3 Recetas con Gin Tonic que no te dejarán indiferente


 

Gelatina de Gin Tonic

 
Ingredientes
 
  • 4 hojas de gelatina en láminas
  • 110 ml de ginebra
  • 150 ml  de tónica
  • 250 ml de agua mineral
  • 100 g de azúcar
  • 4 rodajas de limón

Elaboración
  1. Remojamos las láminas de gelatina en agua fría durante 5 minutos. Las escurrimos suavemente. Reservamos.
  2. En un cazo echamos el agua y el azúcar. Cuando llega a la ebullición, dejamos hervir hasta que se disuelva el azúcar totalmente (unos 5 minutos).
  3. Quitamos el cazo del fuego y echamos las láminas de gelatina en él, hasta que se disuelvan.
  4. Mezclamos la ginebra y la tónica en la gelatina y la echamos en vasos. La metemos en la nevera durante una hora aproximadamente. Pasada la hora, cuando ya ha cuajado la gelatina, clavamos en cada vaso una rodaja de limón y dejamos en la nevera otra hora más.
 



Tarta de Gin Tonic (para 10 personas)

 
Ingredientes
  • Para la tarta
  • 1 base de bizcocho
  • Crema de limón
  • 1 Tarrina de queso Philadelphia
  • 400 ml de nata para montar muy fría
  • 100 g de azúcar
  • Un poco de leche
  • Gelatina de Gin Tonic (como vimos en anterior receta)

Elaboración
  1. Hacemos la gelatina de Gin Tonic. Mientras está en la nevera ponemos la base de bizcocho en un molde desmontable y cubrimos la superficie con la crema de limón. Reservamos.
  2. Mezclamos el queso con el azúcar hasta formar una crema suave. 
  3. Montamos la nata y la mezclamos con la crema que acabamos de hacer. Reservamos.
  4. Para montar la tarta, ponemos sobre la base de bizcocho la mitad de la crema realizada y, sobre ella, echamos la gelatina de Gin Tonic cortada en trocitos. Añadimos la otra mitad de crema a la tarta y alisamos.
  5. Dejamos enfriar en la nevera 4 horas.


Galletas de Gin Tonic

 

Ingredientes
  • 6 cucharadas de ginebra 
  • 3 cucharadas de ralladura de limón
  • 100 g de mantequilla
  • 160 g harina tamizada
  • 1 huevo
  • 50 g de azúcar
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Elaboración
 
  1. Batimos la mantequilla con el ázucar hasta que blanquee. 
  2. Añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta lograr una mezcla uniforme.
  3. Agregamos 2 cucharadas de ralladura de limón y 3 cucharadas de ginebra, sin dejar de batir.
  4. Precalentamos el horno a 150º. Hacemos bolitas con la masa resultante y las aplastamos con forma de galleta. Las colocamos en la bandeja del horno.
  5. Horneamos entre 10 y 12 minutos hasta que cojan color.
  6. Mientras elaboramos el glaseado en un cuenco con la ginebra que queda, la cuchara de ralladura de limón que queda y el azúcar glas.
  7. Sacamos las galletas y las dejamos enfriar. Cuando estén frías las cubrimos con el glaseado. Y ya tenemos una de las recetas con Gin Tonic más sabrosas.

Y cómo no, te traemos unas recetas para que prepares 3 cócteles de Ginebra:


 

También te puede interesar:
 

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados