15 consejos para viajar con tu mascota este verano

Los animales domésticos necesitan atención, cuidados y unas pautas para que viajar con tu mascota no represente ningún problema. 

15 consejos para viajar con tu mascota este verano
En 4 palabras: seguridad, hidratación, ventilación y sombra

Ir de vacaciones con nuestras mascotas puede suponer un auténtico quebradero de cabeza. Si vamos en coche, tenemos que parar cada poco y ten en cuenta que no todos los hoteles permiten la entrada de animales. 

Si este verano estás decidido a viajar con tu mascota y nunca antes lo has hecho, lo mejor es que te dejes aconsejar por quienes están acostumbrados a desplazarse con su perro, gato o animal de compañía.

Tú, que consideras a tu mascota como una más de la familia, agradecerás todos estos consejos para mejorar su calidad de vida.

Descubre las pautas fundamentales que debes seguir para viajar con tus animales y que ni su bienestar (ni el tuyo) se resientan mientras disfrutáis de maravillosos días de vacaciones.
 

Viajar con tu mascota: los desplazamientos



#1. La seguridad, ante todo


Si vas a viajar con tu mascota en coche, asegúrate de que lo va a hacer con un dispositivo de seguridad. La DGT recomienda que vayan en el asiento trasero con el cinturón de seguridad puesto. En el mercado hay varios modelos de arneses que van enganchados a los cinturones. Otros dispositivos que podemos comprar son: redes y barras separadoras para el maletero, transportines, jaulas o incluso remolques.
 

#2. Elige el mejor medio de transporte


Si tienes pensado hacer los desplazamientos en otro medio diferente al coche tienes que tener en cuenta la normativa existentes:
 
  • El autobús. No es muy recomendable porque los animales van a viajar en el maletero, a oscuras y sin apenas ventilación.
 
  • El tren. El límite de peso es de 10 kilos y hay que llevarlos en transportines. El precio de su billete varía dependiendo del tipo de tren. En el AVE, por ejemplo, se permite que la jaula ocupe un asiento pero hay que pagar el billete completo.
 
  • El avión. Es necesario que nuestra mascota lleve microchip, cartilla de vacunación y pasaporte veterinario.



#3. Con el estómago vacío


Para evitar que tu perro vomite durante el viaje, se recomienda no darle de comer durante las horas previas a la partida (4 horas para viajes cortos y 8 en los largos).
 

#4. La hidratación


Los perros no sudan, así que no puedes olvidarte de darle agua al menos cada dos horas. Esta regla se aplica para todos los días del verano. Y mucho menos dejarlo dentro del coche, aunque solo sea para hacer una compra rápida.
 

#5. Paciencia


Piensa que viajar con tu mascota es como hacerlo con un niño, así que haz paradas frecuentes para que pueda estirar las patitas y hacer sus necesidades.
 

#6. Que corra el aire


Debemos procurar que el espacio en el que vaya a viajar nuestra mascota esté ventilado. Si es el coche podemos abrir un poco la ventana, pero no lo suficiente como para que pueda sacar la cabeza (esta situación tenemos que evitarla a toda costa). 



Viajar con tu mascota: alojamiento y alimentación


#7. Planifica el viaje


No podemos arriesgarnos a llegar a un camping, apartamento u hotel y que no acepten animales. Por fortuna cada vez tenemos más opciones de alojamientos pet friendly, con servicios pensados para nuestras mascotas.
 

#8. No alteres su alimentación


Los perros son especialmente sensibles a los cambios de hábitos alimentarios, por lo que durante las vacaciones debemos seguir dándoles el mismo pienso que en casa. Y a ser posible, a las mismas horas.
 

Viajar con tu mascota: precauciones a tener en cuenta

 

#9. Haz una visita al veterinario


Dependiendo del lugar de destino puede ser necesario que le pongan alguna vacuna. También nos puede recomendar algún producto para que se relajen.
 

#10. Identificación


Si vamos a llevarlo a la playa o a lugares muy concurridos debemos asegurarnos de que vaya debidamente identificado. Si no tiene microchip, una placa es la solución más habitual. Por la noche lo ideal es ponerle un accesorio reflectante, ya sea un arnés o una correa.


#11. Cuidado con el agua


Aparte de asegurarnos de que no tiene alergia a nada con lo que vaya a estar en contacto, si lo vamos a meter en el agua se recomienda ponerle unos algodones en las orejas, a modo de tapones, para evitar una posible otitis. Y si tiene una herida tampoco debería bañarse.
 

#12. Ojo al pavimento


¿Te imaginas caminar sobre el asfalto al mediodía en pleno mes de agosto? Si no quieres que tu perro se queme las plantas, evítalo. Busca la sombra y lugares con hierba. También puedes comprarle unas botitas.
 

#13. Actuación ante un golpe de calor


Si pese a tomar todas las precauciones notas que tu perro jadea más de la cuenta o tiene dificultades para respirar, puede que le está dando un golpe de calor. Llévalo inmediatamente a un lugar fresco, aplícale compresas de agua fría y busca un veterinario urgentemente. Otros síntomas del golpe de calor pueden ser las encías de un color rojo brillante, una saliva espesa, diarrea, vómitos o inestabilidad.
 

#14. Contrata un seguro

 
Como sabemos, los accidentes pueden pasar, así que no está de más contratar algún seguro de asistencia veterinaria.
 

#15. Chequeo de vuelta


A la vuelta no está de más pasar por el veterinario para que le haga una revisión.

Y, recuerda, compartiendo este artículo compartirás también tu amor hacia los animales. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados