12 consejos para trabajar como freelance

Si quieres trabajar como freelance, quizás te venga bien seguir una serie de consejos para ser eficiente y cumplir expectativas. 

12 consejos para trabajar como freelance
Recuerda: una vez que emitas tu factura el cliente tiene el deber de pagarte


Trabajar como freelance tiene sus ventajas, empezando por el beneficio de ser tu propio jefe y la posibilidad de organizar tu trabajo en función de tu vida (y no al revés, como la mayoría).

Pero también tiene sus desventajas, claro está. No sabemos si nuestros clientes nos van a pagar o cuándo lo harán, y los ingresos varían en función de la carga de trabajo, así que puedes encontrarte con que un mes te faltan manos y al mes siguiente no tienes ingresos. 

Así que si quieres trabajar como freelance, quizás te venga bien seguir una serie de consejos de quienes llevamos años haciéndolo. 




Consejos para trabajar como freelance


1. Utiliza las plataformas de empleo para freelancers


Como pueden ser LanceTalent, Nubelo, InfoJobs Freelance, infoautónomos, Tuwork o incluso Linkedin. Son plataformas que te facilitarán entrar en contacto con posibles clientes y son un escaparate perfecto para venderte como profesional.


2. Cuida tu perfil


Mantén tu curriculum y tu perfil siempre actualizado, sobre todo en las redes sociales. No olvides que te servirá como carta de presentación ante tus posibles clientes. Debes procurar tener siempre tu perfil público activo y actual. Conforme amplíes experiencia y aptitudes, debes hacerlo visible.


3. Vete elaborando un dossier con todos tus trabajos y casos de éxito


Tarde o temprano te lo van a pedir para conocer un poco mejor tu trabajo. Date cuenta que puede que a tus clientes nunca los llegues a ver en persona, así que necesitan comprobar que pueden confiar en ti.
 

4. Presenta presupuestos atractivos, pero no regales tu trabajo


Una vez leí en algún sitio una frase que nunca olvido: “Cobra mucho y tendrás pocos clientes. Cobra poco y tendrás muchos clientes, pero lo que no tendrás será dinero”. Así que entérate de cómo está el mercado y marca una tarifa beneficiosa para ti y para tu cliente. Piensa, además, si te será más beneficioso cobrar por hora o por proyecto.



5. No cojas más trabajo del que puedes asumir


Recuerda que has decidido trabajar como freelance para ser más independiente y tener tiempo para ti y los tuyos. Si nos guiamos por el dinero que podríamos ganar al aceptar un montón de encargos probablemente no haremos ninguno tan bien como nos gustaría.

Y puede que por ese motivo perdamos algún cliente. Vale más decirle a un cliente que no estamos libres hasta una fecha determinada que aceptar el proyecto y entregarlo tarde, mal y nunca.



6. Márcate un horario


No tiene por qué ser tan estricto como el de una oficina, pero nos organizamos mejor cuando tenemos el día planificado. Lo bueno es que ese horario podemos elegirlo nosotros en función de nuestras necesidades o de cuándo nos sintamos más creativos. También puedes echar mano de las aplicaciones pensadas para organizar las tareas, como Wunderlist, Harvest o Time Edition.
 

7. Actúa como un profesional


Aunque trabajes desde casa no lo hagas desde la cama o en pijama. Y si te agobia un poco no tener a nadie con quien hablar, puedes acudir algún día a la semana a espacios coworking donde, además, conocerás a otros profesionales que podrían necesitar de tus servicios.
 

8. Haz Networking


Seguro que en tu ciudad hay charlas y eventos relacionados con tu profesión. Acudiendo a ellos harás contactos. Relacionarte con personas de tu sector será la base para mantenerte actualizado, y sobre todo, para crearte una buena red de profesionales con los que interactuar.
 

9. Cuenta con un asesor


Si además de sacar adelante tu trabajo también intentas mantener al día el papeleo acabarás de los nervios. Así que mejor contar con un asesor que se encargue de la parte financiera: facturas, impuestos, etc.


10. Incluye en tu horario unas horas para reciclarte


Aprovecha ese momento para ver vídeos, informarte de las novedades en el sector y leer algún libro que pueda servirte para adquirir más conocimiento.


11. Exige lo que te deben


Métete en la cabeza que una vez que emitas tu factura el cliente tiene el deber de pagarte. Puedes darle un plazo razonable, pero si ves que no recibes el pago, reclámalo. Para evitar situaciones de morosidad, lo mejor es dejar claro al cliente desde el principio que quieres cobrar cuando tu trabajo esté realizado y entregado. 
 

12. Haz tu propio presupuesto


Calcula bien todos los gastos a los que tendrás que enfrentarte, desde la cuota de autónomos hasta los impuestos, pasando por los gastos en material de oficina, la factura de los suministros o la comida.


También te puede interesar:


























 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados