11 síntomas de la intolerancia alimentaria

¿Sospechas que puedes tener alguna intolerancia a algún alimento? Conoce los síntomas de la intolerancia alimentaria y acude a un especialista para detectarla.

11 síntomas de la intolerancia alimentaria
Los problemas gastrointestinales y las afecciones dermatológicas son algunos de los síntomas

La intolerancia alimentaria es una reacción adversa del propio metabolismo que se produce al ingerir un determinado alimento o componente alimenticio.

A diferencia de las alergias, los síntomas de la intolerancia alimentaria no son inmediatos, sino que aparecen más lentamente o pueden incluso no aparecer debido a las pequeñas cantidades que se ingieren de dicho alimento.

Por ello, las intolerancias alimenticias son más difíciles de detectar, aunque realizando las pruebas adecuadas es posible identificarlas y tratarlas a tiempo, e incluso llegar a eliminarlas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia alimentaria?

 

1. Diarreas y vómitos

Uno de los principales síntomas de la intolerancia alimentaria son las diarreas y los vómitos. En el caso de la intolerancia a la lactosa, ésta no es digerida correctamente y se acumula en el intestino provocando molestias, gases, náuseas, diarreas e incluso vómitos. Síntomas similares aparecen con la intolerancia a la fructosa y la celiaquía.

 

2. Distensión abdominal

Las molestias digestivas pueden venir acompañadas de cólicos intestinales, colón irritable e inflamación abdominal. Todos estos trastornos se deben a la degradación en el estómago y en el intestino de estos alimentos y al exceso de toxinas acumuladas.

 

3. Pérdida de peso

La intolerancia alimentaria también influye mucho en la pérdida de apetito y, por consiguiente, de peso. Es muy común, por ejemplo, en el caso de intolerancias al gluten.

 

4. Inflamación de las articulaciones

El dolor y la inflamación de las articulaciones también es un síntoma muy común de la intolerancia alimentaria, un problema que además afecta en las actividades diarias de los que la padecen.

 

5. Dolor muscular

La inflamación de las articulaciones también viene acompañada de la sensibilidad muscular. De hecho, más del 80% de las fibromialgias diagnosticadas se deben, además de a las infecciones víricas, a las intolerancias alimentarias.

 

6. Fatiga crónica

Los síntomas anteriores acaban por producir cansancio general y fatiga crónica. Si sufres diariamente fatiga sin motivo aparente, es posible que se trate de una intolerancia.

 

7. Dolores de cabeza o migrañas

Los dolores de cabeza constantes y las migrañas son otro de los síntomas de la intolerancia alimentaria, un síntoma que además pueden condicionar notablemente nuestra vida diaria.

 

8. Afecciones en la piel

Las alergias alimenticias están muy relacionadas con las erupciones cutáneas, sarpullidos, eczemas y otras afecciones. Sin embargo, estos síntomas también son propios de las intolerancias alimentaria, aunque en este caso tardan más en aparecer.

 

9. Alteraciones en el sistema respiratorio

En el caso de la celiaquía, al tratarse de una enfermedad sistémica autoinmune, pueden presentarse afecciones asintomáticas, como es el caso de las alteraciones recurrentes en las vías respiratorias, por ejemplo, episodios de rinitis, bronquitis, otitis, faringitis o amigdalitis.

 

10. Problemas de crecimiento

Junto con los anteriores, este es uno de los principales síntomas de la intolerancia alimentaria en niños pequeños, ya que en la mayoría de los casos los niños suelen presentar retraso en el crecimiento, en el peso y en la talla.

 

11. Cambios de humor y depresión

Por último, uno de los síntomas más difíciles de asociar a las intolerancias es la depresión, unida a la irritabilidad y a los cambios de humor. Este síntoma es muy común en la intolerancia a la fructosa, ya que ésta no es absorbida y se une al aminoácido triptófano, reduciendo así la producción de serotonina, la hormona de la facilidad.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados