10 remedios caseros y muy eficaces para combatir tus uñas mordidas

Las uñas mordidas en exceso pueden provocar daños importantes a la cutícula, a la uña, a la piel que la rodea e incluso a los dientes.

10 remedios caseros y muy eficaces para combatir tus uñas mordidas
Este hábito compulsivo tiene un nombre médico: onicofagia

¿Te muerdes las uñas? Si la respuesta es afirmativa, posiblemente no te des cuenta de que lo estás haciendo hasta que ya es demasiado tarde. Este hábito compulsivo tiene un nombre médico: onicofagia. Y si no se trata, puede desembocar en problemas serios. 

Las uñas mordidas en exceso pueden provocar daños importantes a la cutícula, a la uña, a la piel que la rodea e incluso a los dientes. Aparte del rechazo social que puede ocasionar el morderse las uñas en público.

Como cualquier hábito, desprenderse de él no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Dejar de tener las uñas mordidas implica fuerza de voluntad. Pero no es algo imposible, sobre todo si se encuentra el remedio que evite que nos metamos el dedo en la boca. Remedios caseros hay muchos y en este artículo hemos recogido los 10 que se suponen son más efectivos.
 


1. Evitar uñas mordidas: aceite de Neem



Además de saber mal, tiene un efecto antiséptico. Solo tenemos que mojar un algodón en este producto, frotarlo sobre las uñas y esperar a que seque. Lo normal es que al meter la uña en la boca la saquemos rápidamente porque no soportamos el sabor.


 

2. Evitar uñas mordidas: ajo



Si te gusta el ajo igual deberías pasar al siguiente consejo, pero si eres de los que no soporta ni siquiera su olor en crudo, puedes probar a cortar un diente por la mitad y frotarlo sobre las uñas.

Lo bueno es que mientras tanto estaremos fortaleciendo las uñas y evitando que se infecten.


 

3. Evitar uñas mordidas: calabaza amarga



Por lo general el sabor de la calabaza es dulce, pero hay una especie amarga que podemos comprar. Lo que tenemos que hacer en este caso es machacar la carne y colar para extraer el líquido.

Este jugo será el que aplicaremos sobre las uñas. 


 

4. Evitar uñas mordidas: esmalte picante



Lo de echar picante a las uñas quizás sea uno de los trucos más antiguos, pero no por ello tiene que dejar de ser efectivo. En el mercado tienes varios disponibles, incluso en diferentes colores.


 

5. Evitar uñas mordidas: cortar las uñas a ras



Otro consejo es cortar las uñas al ras. De esa forma nos constará más trabajo incarles el diente.


 

6. Evitar uñas mordidas: regaliz



Al igual que ocurre cuando queremos dejar de fumar, una buena idea es mantener la boca ocupada, ya sea masticando chicle, comiendo un regaliz o chupando un chupa chups (mejor si todo ello es sin azúcar).

Una opción más saludable y más duradera es la raíz de regaliz. Sobre todo en los momentos de ansiedad, porque es cuando se suelen morder las uñas.


 

7. Evitar uñas mordidas en niños: autoanalizarnos



En relación con este último supuesto, lo que debemos hacer es autoanalizarnos para adquirir conciencia de las situaciones en las que nos mordemos las uñas.

De esa forma, cuando pasemos por uno de esos momentos quizás podamos forzarnos a no hacerlo.  


 

8. Evitar uñas mordidas en niños: aloe vera



Nadie duda de las propiedades que tiene para la salud el aloe vera, pero su sabor es malísimo. Prueba a frotártela todas las mañanas.

Para tenerla lista debes pelar un penca, cortarla en cuadraditos y guardarla en la nevera.


 

9. Evitar uñas mordidas en niños: ponte tiritas



Esta opción puede que en principio no sea muy estética, pero por probar... Podemos cubrir las uñas de los dedos que nos mordemos con tiritas, o recortarlas alrededor de la almohadilla. De esta forma no tendremos acceso a las uñas. 


 

10. Evitar uñas mordidas en niños: avisarles



Normalmente quienes más se muerden las uñas son los niños. Como la mayoría de las veces no serán conscientes de que lo hacen, tenemos que avisarles para que saquen el dedo de la boca.

Pero siempre con calma y sin reñirlos ni castigarlos. También hay que hablar con ellos y contarles las consecuencias que puede acarrear para su salud ese hábito.


Una vez hayamos conseguido dejar este hábito, tocará fortalecer las uñas con tratamientos a base de aceite de oliva, aceite de ricino, cola de caballo, ajo o incluso consumiendo suplementos de calcio. 
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados