10 ideas para pasar unas vacaciones diferentes

Dormir en una cueva, en un iglú, en la cabida de un avión, debajo del agua, viajes temáticos o destinos sorpresa son algunas de nuestras propuestas para unas vacaciones diferentes.

10 ideas para pasar unas vacaciones diferentes
Podemos aprovechar el verano para hacer un turismo comprometido

Este año nos hemos propuesto alejarnos de las masas y buscar otras opciones de ocio algo diferentes a las tradicionales.

Si hace unos días os proponíamos varias ideas de vacaciones alternativas, en este artículo seguiremos indagando en la idea de montarnos unas vacaciones diferentes. Es increíble la oferta de planes impensables para muchos, pero que a módicos precios populares y accesibles a la mayoría proveen una experiencia de lo más genuina. 

Y es que, llega un momento que la playa, aburre, la montañana, también; hoteles, todos cortados por el mismo patrón, no digamos... Y tú, que eres un espíritu libre e inquieto al que le encanta experimentar, necesitas un plus de emoción.

Ya sea por el alojamiento o por el tipo de turismo, estas 10 propuestas distan bastante del típico apartamento a pie de playa.
 

10 planes para organizar unas vacaciones diferentes


#1. Dormir en una cueva


El Hotel L'Elkep Evi Cave está situado en Capadocia (Turquía). El alojamiento está asentado sobre una colina de roca, por lo que sus habitaciones son modernas cuevas con terrazas privadas excavadas en la montaña. En los alrededores se puede  hacer senderismo, montar a caballo o viajar en globo.
 

#2. Dormir en un iglú


Si pensamos en vacaciones de verano las relacionamos con sol y calor. Pero como esto son vacaciones diferentes, nos iremos al polo opuesto. ¿Has pensado en pasar la noche en un iglú? Hay hoteles que ofrecen esta posibilidad, como el Hotel Kakslauttanen (Finlandia). Sus iglús con techos de cristal son ideales para contemplar las auroras boreales. Y para entrar en calor nada mejor que sus aguas termales y la sauna finlandesa.

 

#3. Dormir en una grúa


Seguro que has dormido en un montón de sitios. ¿Pero lo has hecho en lo alto de una grúa, a 17 metros del suelo? En el Hotel Crane (Harlingen, Holanda). Para que no te pierdas ninguna vista, la habitación puede girar 360º.
 

#4. Dormir en un avión


Seguro que más de una vez has pasado la noche en un avión. Pero este es diferente. El Hostel Jumbo Stay (Estocolmo) ofrece la posibilidad de dormir en un Boeing 747. Cuenta con 21 habitaciones, una de ellas ubicada en la mismìsima cabina.
 

#5. Dormir en una granja


El Capriolo es una finca de agroturismo ubicada en la Sierra madrileña. Los pequeños se lo pasarán en grande dando de comer a los animales, sembrando, conociendo las diferentes plantas, montando en burro o haciendo rutas en 4x4. 
 

#6. Dormir bajo el agua


El lago Mälaren (Suecia) alberga una sorpresa bajo sus aguas. En mitad del agua se alza una pequeña casita roja que no parece tener nada especial. Pero en su interior esconde una auténtica joya. El Hotel Utter Inn (teléfono: +46 21 39 01 00 ) tiene una habitación bajo el agua.

 

#7. Vive la aventura en familia


El parque Bosc Aventura se encuentra en Salou (Tarragona). Son 8.000 metros cuadrados destinados al turismo de multiaventura. Cuenta con 8 tirolinas (la más alta es de 80 metros), circuitos para toda la familia (a partir de 3 años), una zona de paintball y un minigolf.

 

#8. Hacer voluntariado


También podemos aprovechar el verano para hacer un turismo comprometido. Podemos ayudar en granjas de cultivo orgánico, hacer labores de conservación y desarrollo en Parques Naturales o trabajar in situ en países en vías de desarrollo, por ejemplo.

 

#9. Viajes temáticos


¿Por qué no dejar que nos sorprendan con unas vacaciones diferentes, hechas a nuestra medida? Hay empresas que preparan paquetes temáticos en función de nuestros gustos y aficiones. Una de ellas es Viajes con Imaginación. ¿Estás preparado para pasar varios días en "La Casa del Miedo"? ¿Y para surcar los mares como tripulación de un barco pirata?
 

#10. Destino sorpresa


Si estás buscando ideas para pasar unas vacaciones diferentes probablemente sea porque ya no hay nada que te sorprenda. En ese caso, puedes ponerte en contacto con alguna empresa que venda viajes sorpresa. No sabrás el destino, ni tus compañeros de viaje. Sólo sabrás cuándo te vas y los días que durará el viaje. Echa un vistazo en Waynabox o Desafío enigmático.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados