10 cosas que no se deben meter en el lavavajillas

Las sartenes antiadherentes, los cuchillos afilados o los utensilios de madera, por ejemplo, no se pueden meter en el lavavajillas porque se estropean.

10 cosas que no se deben meter en el lavavajillas
Los recipientes de plástico aptos, siempre en la cesta superior

Acabamos de comer, recogemos la mesa y nos ponemos a meter en el lavavajillas los platos, los cubiertos y las sartenes sin pararnos a pensar demasiado en si lo estamos haciendo bien. Lo que sabemos es que con este electrodoméstico la carga de trabajo es más liviana, que gastamos menos detergente y que ahorramos agua (comparado con fregar a mano).

Pero lo cierto es que hay varios utensilios de cocina que no se pueden meter en el lavavajillas porque se estropean. Otros no deberían introducirse en este electrodoméstico, pero si lo hacemos debemos tomar una serie de precauciones.

1. Sartenes y ollas antiadherentes

Si estás harto de comprar sartenes supuestamente antiadherentes que empiezan a pegarse a los pocos usos no le eches la culpa al fabricante. Si las metemos en el lavavajillas perderán enseguida sus propiedades. Sí, ya sabemos que es un fastidio fregar a mano, pero no nos quedará más remedio que hacerlo de esa forma. Y siempre usando un estropajo suave.

2. Sartenes y ollas de cerámica

Ocurre como en el caso anterior. Para que nos duren más tiempo, hay que fregarlas a mano con un jabón suave.

3. Sartenes y ollas de aluminio

En este caso todo depende de lo que indique el fabricante, pero la mayoría no se pueden meter en el lavavajillas.

4. Utensilios con etiquetas

Compramos un utensilio nuevo y lo metemos en el lavavajillas sin quitar la etiqueta. Cuando lo sacamos, !sorpresa!, la etiqueta no está. Lo más probable es que haya acabado en el filtro, así que ojo con no quitar las etiquetas porque pueden acabar atascándolo. Y eso si no se deshace y nos mancha el resto de los cacharros. Algo así como cuando se nos olvida un pañuelo de papel en el bolsillo de un pantalón y lo metemos en la lavadora.

5. Utensilios de madera

Lo más probable es que cuando metas varias veces las cucharas, la tabla de cortar o los cuencos de madera en el lavavajillas, estos acaben abriéndose. El exceso de humedad tiene ese efecto en la madera. Si, además, esta está barnizada, pero aún, pues acabará perdiendo esa película y se estropeará rápidamente.

6. Cuchillos de buena calidad

¿Te preguntas por qué ese cuchillo que te costó tanto dinero siempre está desafilado? Empieza a lavarlo a mano y verás como usarás la piedra de afilar con menos frecuencia. Porque sí, el lavavajillas también deteriora el filo de los cuchillos. Y nada más fregarlos no lo pongas a escurrir, sécalo cuanto antes.

7. Vajillas y cristalería con baños de oro

No conozco a nadie que tenga platos con dibujos bañados en oro y los meta en el lavavajillas, pero por si acaso no está de más advertir que no pueden meterse en este electrodoméstico si no queremos que el dibujo se estropee.

8. Recipientes de plástico

Lo primero es fijarnos que tengan el símbolo de aptos para el lavavajillas (una copa y un tenedor). Si lo tienen, entonces tenemos que colocarlos siempre en la cesta superior, donde no hace tanto calor. De esta forma evitaremos que se deformen. Lo mismo puede decirse de las espumaderas y cubiertos de ese material.

9. Cristalería fina

Pueden romperse, van perdiendo brillo y se rayan con los lavados. Así que una de dos, o usamos cristalería menos fina o lavamos a mano.

10. Pegamento

Cualquier utensilio que lleve pegamento no puede ir en el lavavajillas, ya que el calor y el detergente provocarán que el pegamento vaya despegándose.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: